Oculta tras unas voluminosas gafas de sol y con un poncho rojo se bajó del vehículo en compañía de su abogado javier saavedra.

La sevillana guardó silencio cuando le preguntaron los motivos de su presencia en los juzgados. Pasadas las diez de la mañana en el interior de la sala general , sin que las cámaras pudiesen captar el momento, la colaboradora televisiva pidió perdón por el daño que han provocado los comentarios en la tonadillera.

Tras un insidioso interrogatorio Mila Ximénez tomó asiento y la Novia de Julián Muñoz entró en la sala para declarar. Un letrado de la defensa comenzó a interesarse por capítulos de la vida privada de la tonadillera.

Isabel indignada replicó el interés de dichos aspectos en un proceso judicial: "es muy fuerte que hasta aquí tenga que hablar de esto". Las preguntas sobre María del Monte, Encarna Sánchez y la fecha de inicio de su noviazgo con Julián Muñoz subieron la presión arterial de la cantante.

En la vista judicial, Isabel Pantoja fue interrogada sobre María del Monte, Encarna Sánchez en el interior de la sala del juzgado: "Es muy fuerte que hasta aquí tenga que hablar de esto"


La jueza obligó a Isabel Pantoja a contestar las preguntas. Javier sardá, llamado a declarar como testigo, fue el gran ausente de la jornada. A la salida del cara a cara Isabel mantuvo su altanería y no respondió a las preguntas de los periodistas, como hiciera a su llegada al aeropuerto de Madrid.

No quiso aclarar como marcha su relación con Julián Muñoz, a cuyo vis a vis, solicitado por el propio ex alcalde de Marbella, no asistió y si lo hizo la hermana de Julián.-

Horas más tarde su abogado Javier Saavedra , con rostro serio y contenido declinó las preguntas sobre el juicio: "no podemos decir nada sobre el juicio". Javier no quiso dar detalles sobre las preguntas personales que los letrados le hicieron a la cantante.

Javier desmintió la "nueva línea " de defensa sobre el ex edil de Marbella. Saavedra negó que Julián Muñoz admitiese la visita de sus hijas en prisión y no firmase el divorcio con Maite Zaldivar como parte de su estrategia para evitar la prisión.

Mila Ximenez,
en compañía de su hermana aplaudió el cara a cara después de 4 años de peleas en los juzgados: "después de cuatro años ya era hora de que nos viésemos las caras. No la he visto mucho , nos hemos cruzado muy poquito".