Netanyahu
Fotografía facilitada por las Fuerzas Armadas israelíes que muestra al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu (c), y al ministro de Defensa israelí, Moshe Yaalon (2d), durante su visita al Comando Sur del ejército israelí, en una localización no facilitada de Israel. EFE

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha asegurado este viernes que el Gobierno y las fuerzas de seguridad están preparados para "todas las opciones" pero no ha querido confirmar si la operación terrestre sobre la Franja de Gaza es inminente.

Netanyahu ha insistido en que la restauración de la calma sigue siendo prioritario y hará todo lo necesario para lograrlo. "El pueblo de Israel sabe que mi primera consideración es restaurar la calma", ha afirmado en declaraciones antes del inicio del sabbath. "Haré todo lo necesario para alcanzar este objetivo", ha añadido.

Conversaciones con Obama, Putin y Merkel

Asimismo, ha indicado que ha hablado en los últimos días con varios presidentes como el presidente estadounidense, Barack Obama, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente ruso, Vladimir Putin.

El pueblo israelí sabe que
mi primera consideración
es restaurar
la calma 

Por su parte, el jefe del Estado Mayor, Benny Gantz, había señalado previamente que el Ejército está preparado para una ofensiva terrestre y solo está a la espera de las instrucciones del Gobierno. "Nada nos impide avanzar", ha declarado Ganz durante una visita a una base de entrenamiento de paracaidistas.

"El Ejército israelí no está esperando a la última gota que colme el vaso para pasar a la ofensiva terrestre, está esperando la instrucción política", ha asegurado.

Así las cosas, ha defendido que "la ofensiva aérea es excelente y tenemos una Inteligencia que funciona". "Tenemos qué atacar e intensificaremos los ataques", ha prometido, asegurando que "no hemos agotado aún nuestras capacidades ofensivas".

Ya hay 100 palestinos muertos y 700 heridos y la ONU lo define como "emergencia humanitaria".