El paseo Alberto Pico de Santander, en recuerdo al que fuera párroco durante más de cuarenta años en el Barrio Pesquero, se inaugurará este sábado, a partir de las 11.00 horas.

El acto estará presidido por el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, y tendrá lugar en la calle Las Quebrantas, en su confluencia con la calle Marqués de la Ensenada, junto a la Dársena de Maliaño, según ha informado el Ayuntamiento de Santander.

Alberto Pico falleció a principios de junio tras una larga trayectoria, no sólo dentro de la iglesia de Cantabria, sino también como docente.

Nacido en La Habana (Cuba) el 27 de septiembre de 1931, llegó a Cantabria siendo muy joven. Se ordenó sacerdote el 29 de junio de 1956 tras lo que ocupó diversos puestos en iglesias de la Diócesis de Santander.

Antes de llegar en 1971 a la Parroquia de Nuestra Señora del Carmen del Barrio Pesquero, donde desarrolló una gran labor por la que ha sido reconocido en numerosas ocasiones, recaló en diferentes municipios de la región como coadjutor.

Así, su primera parada fue Laredo y después estuvo en las parroquias de Secadura y San Mamés de Aras, en el municipio de Voto. Además, Alberto Pico fue capellán de la Marina Mercante.

Este emblemático cura llegó al Barrio Pesquero en 1971 como coadjutor, donde a lo largo de sus años como párroco desarrolló una importante labor social y educativa que le convirtió en un referente entre los vecinos de esta zona de Santander.

Su multitudinario funeral se celebró en la iglesia de Nuestra Señora del Carmen del Barrio Pesquero y fue enterrado en el cementerio de Ciriego.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.