La Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía ha sacado a licitación, con un presupuesto de 1,2 millones de euros, las obras de reforma y rehabilitación energética de un total de 182 inmuebles pertenecientes al parque público residencial de la Junta localizado en la capital cordobesa, concretamente en el barrio de Las Palmeras. Las empresas interesadas en participar en esta convocatoria pública tienen hasta el próximo 8 de agosto para presentar sus ofertas.

Según ha informado la Junta, las actuaciones se incluyen en el conjunto de mejoras energéticas que realizará el departamento que dirige Elena Cortés, en el marco del decreto de construcción sostenible, en un total de 6.630 inmuebles de Andalucía, en los que residen más de 26.500 personas, con una inversión total que ronda los 40 millones de euros. De esa cuantía, unos cinco millones se destinarán a las obras en 857 viviendas previstas en la provincia de Córdoba, concretamente en la capital, Baena, Lucena, Benamejí, Pozoblanco y Puente Genil.

Estos trabajos, que contarán con Fondos Feder, comenzarán en septiembre y tendrán un plazo de ejecución de cinco meses. Las obras consistirán en la sustitución de las actuales ventanas por unas nuevas con doble acristalamiento termoacústico y cajón de persiana para control solar para permitir una mejor climatización interior.

Para el seguimiento de las obras se constituirá una comisión formada por representantes vecinales, técnicos de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA) y la empresa contratada y, paralelamente, se llevará a cabo un proceso participativo con todos los agentes implicados desde antes del inicio de la actuación.

Tanto esta intervención programada para la capital cordobesa como el resto de las obras de rehabilitación diseñadas para el resto del parque público residencial contribuirán al cumplimiento de los objetivos de la Estrategia Europea 20/20/20, que persigue una mayor independencia energética y una mayor sostenibilidad de sus economías.

Dicha estrategia se propone la reducción del 20 por ciento del consumo de energía primaria, la producción del 20 por ciento de energía final a partir de fuentes renovables y el 20 por ciento de reducción de emisiones de CO2, todo ello en 2020. Estas actuaciones representan una mayor calidad de vida para las familias que habitan los edificios, al disponer de viviendas cuyas condiciones energéticas cumplen los requisitos para ser sostenibles.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.