Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía ha previsto este viernes un "ligero" aumento de la producción de un dos por ciento respecto a 2013, llegando hasta 2.310.185 toneladas para este año, lo que supone una diferencia del 33 por ciento y 98 por ciento respecto a los años 2011 y 2012, respectivamente, a pesar del descenso a nivel estatal de más de 20 por ciento.

Según ha destacado la organización en una nota de prensa, el trigo blando superará al duro en cantidad y se convertirá en el primer cereal andaluz. Sin embargo, el trigo duro mantendrá su "relevancia económica y relativa a nivel nacional" debido a que Andalucía continuará siendo la primera región productora a larga distancia de Aragón, la cual es la siguiente comunidad en importancia.

Cooperativas Agro-alimentarias andaluzas ha concretado que mientras el trigo blando incrementará su producción un 17 por ciento con respecto a 2013, hasta las 645.250 toneladas, el trigo duro la reducirá en un 14 por ciento, quedándose en 547.448 toneladas.

En este sentido, les seguirán en cantidad el maíz, con 364.504 toneladas (-17%); la cebada, con 355.146 toneladas (+1%), y el triticale, el cual experimentará una subida "considerable" de más del 60 por ciento hasta las 244.460 toneladas. La avena, con 148.113 toneladas (+18%), y el centeno, con 5.256 (+238%) cierran la lista de cultivos.

La organización ha achacado los buenos datos de campaña en Andalucía al incremento de un seis por ciento en la superficie sembrada que ha llegado hasta las 674.522 hectáreas, además de al buen desarrollo de las condiciones meteorológicas en la región. No obstante, el rendimiento ha sido algo inferior al de 2013 debido a las altas temperaturas del mes de mayo.

Con todo ello, Andalucía recogerá algo más del doce por ciento de toda la cosecha española, superando el 9,36 por ciento del año anterior, aunque se mantendrá como cuarta comunidad autónoma por producción, tras Castilla y León con 32,73 por ciento, Castilla-La Mancha con un 15,72 por ciento y Aragón con un 13,94 por ciento, según el aforo realizado por Cooperativas Agro-alimentarias de España.

Finalmente, en cuanto a la calidad de la cosecha andaluza, será en general "bastante buena" con altos niveles de proteínas aunque, en algunos casos, bajo peso específico. Así, de las dos principales especies, trigo blando y trigo duro, la que ha estado registrando mayores niveles cualitativos es el trigo duro, que se está clasificando mayoritariamente como Grupo 1, el "más apreciado" por la industria semolera y pastera.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.