El PREx-CREx ha reclamado que la nueva reforma fiscal no traiga "nuevos recortes" en áreas como la sanidad, la educación o las políticas sociales.

El portavoz de este partido en el Parlamento de Extremadura, Damián Beneyto, ha mantenido este viernes una reunión con el consejero de Hacienda y Administración Pública, Clemente Checa, para tratar dicha reforma que plantea hacer el Ejecutivo regional.

En dicho encuentro, Beneyto ha puesto sobre la mesa las cuestiones que los regionalistas entienden como "irrenunciables" a la hora de apoyar esta reforma, según ha informado PREx-CREx en nota de prensa.

Entre ellas, Beneyto ha citado la "obligatoriedad" de que las nuevas medidas "no supongan recortes de ningún tipo" ni en sanidad, educación o políticas sociales y que no traiga "ningún tipo de consecuencia negativa sobre estas áreas".

Además, ha defendido que la reforma sea "un plan global y no solo medidas puntuales deslavazadas y oportunistas", y ha asegurado que es "crucial" que dicho plan global "pueda beneficiar al conjunto de los ciudadanos, o al menos a una parte importante de la población, no únicamente a pequeños colectivos".

El portavoz del PREx-CREx también se ha referido a impuestos específicos, como el de Sucesiones y Donaciones, que a su juicio deben ser modificados porque Extremadura está siendo perjudicada en relación a otros territorios donde estas cargas impositivas "o son muy inferiores o directamente no existen".

Esta primera reunión, que Beneyto ha calificado como "positiva" y en la que "se han sentado las bases para un futuro entendimiento", ha servido para establecer las "posiciones de partida" del PREx-CREx con respecto a la reforma fiscal.

Asimismo, tanto el consejero como el portavoz regionalista han acordado celebrar un nuevo encuentro a principios de septiembre, "ya con un documento elaborado por el Gobierno de Extremadura sobre la mesa", según ha indicado PREx-CREx.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.