El sindicato LAB ha exigido este viernes que se asuman responsabilidades políticas en los casos de los proyectos automovilísticos fracasados de Epsilon e Hiriko que recibieron cerca de 60 millones entre ayudas y avales públicos.

Todos los grupos del parlamento vasco, salvo el PNV, aprobaron este pasado jueves el dictamen definitivo de la Comisión que investiga estas ayudas, en el que se apunta que cargos y dirigentes institucionales del PNV incurrieron en "responsabilidades políticas" por el "impacto sobre las arcas públicas" que tuvo el fracaso de estos dos proyectos.

En un comunicado, la central ha explicado que no ve "ninguna novedad" en la gestión pública de Hiriko y Epsilon, que "una vez más, evidencia un modelo de gestión de gobierno basado en el trasvase de capital público a manos privadas".

Para LAB, se trata de "un trasvase sin control, sin garantías, que una vez más potencia el clientelismo político desde la gestión de lo público" y ha exigido que se asuman responsabilidades políticas.

Asimismo, ha denunciado que "en este momento de emergencia social debido a la extensión de la pobreza, 60 millones de euros públicos van a la basura" y cree que el importe de las ayudas concedidas a ambos proyectos empresariales "prueban el fracaso mayúsculo de un modelo de gestión, el modelo de privatizar".

Un modelo "fracasado"

"No estamos ante un fracaso de país, estamos ante un nuevo fracaso de un modelo de gestión política. Lo dramático es que se da en el curso en que ha llegado la sentencia por las 'vacaciones fiscales' y se tiende a privatizar el ahorro vasco en Kutxabank", ha criticado.

En este sentido, LAB ha alertado de que "el modelo de gestión política que socializa las pérdidas y privatiza los beneficios, avanza fracaso tras fracaso fiel al ideario neoliberal a sabiendas que esto no deja de ser un robo".

Por ultimo, se ha mostrado de acuerdo con la necesidad de "apostar por la tecnología, por el valor añadido" pero ha demandado al "ámbito político e institucional" una apuesta "real y decidida" por la industria y el valor añadido, "una apuesta desde lo público con garantías de que estamos ante una apuesta de país que debe generar sinergias en el tejido productivo". "Vale ya de dejar este país en manos de especuladores, hagamos una apuesta por la economía real", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Álava.