La Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM) ha hecho una llamada a la "responsabilidad" de los trabajadores de Emaya, indicándoles que "los daños y perjuicios que una huelga de limpieza puede tener en plena temporada alta son incalculables, tanto desde el punto de vista económico como desde el punto de vista de la imagen que desde Baleares se está trasladando a los mercados emisores".

La FEHM recuerda el esfuerzo realizado entre las organizaciones empresariales y sindicales para llegar un acuerdo y evitar el perjuicio general que una posible huelga en el sector hubiera producido.

"Son momentos de resolver los conflictos, si los hubiera, internamente sin dañar ni la economía de las islas ni la imagen de nuestro destino. El turismo es un sector altamente vulnerable al que cualquier externalidad negativa como una huelga de limpieza afectará no solo en el nivel de reservas sino también en el nivel de satisfacción del turista que nos visita" ha apuntado el presidente de la federación, Aurelio Vázquez.

Sector estratégico

La FEHM insiste en que es estrictamente necesaria la declaración del sector turístico como sector estratégico de tal forma que permita la regulación del derecho a la huelga en los destinos.

En este sentido, Vázquez, ha indicado que "es una necesidad contar con una regulación del derecho a la huelga que evite dañar la economía turística de nuestras isla, siempre respetando los derechos que los trabajadores tienen".