El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, aseguró este lunes en La Habana que se inicia una nueva etapa de las relaciones con Cuba y que es "impensable" que su país no pueda  mantener una política constructiva y dialogante con la isla.

Hoy iniciamos una nueva etapa

"Creo que hoy iniciamos una nueva etapa", indicó Moratinos en la sede de la Cancillería cubana.

Según Moratinos, esta nueva etapa será de diálogo, "un diálogo firme, abierto, donde expresaremos nuestras opiniones no siempre coincidentes, pero siempre buscando el entendimiento y avanzar juntos", señaló.

Moratinos llegó anoche a La Habana, donde ha comenzado una visita oficial de dos días a Cuba para analizar con las autoridades de la isla las relaciones bilaterales.

Durante la visita, la primera a Cuba de un titular de Exteriores español desde 1998, el ministro está siendo acompañado por las secretarias de Estado españolas para la Cooperación Internacional, Leire Pajín, y para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, quien ya se encontraba en La Habana.

Moratinos se reunió este lunes con el canciller cubano Felipe Pérez Roque en la sede de la Cancillería cubana, tras hacer una ofrenda floral al héroe nacional José Martí.

Mañana se verá con Raúl Castro

Está previsto que se entreviste el martes con Raúl Castro, presidente provisional de Cuba desde que el pasado 31 de julio el líder de la revolución, Fidel Castro, anunciara la delegación de sus cargos por una enfermedad que se mantiene como secreto de Estado.

El encuentro con el presidente interino fue confirmado por Jiménez en un encuentro con corresponsales españoles en La Habana.

La apretada agenda de la visita incluye también reuniones con los vicepresidentes Carlos Lage y José Ramón Fernández, y el presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular (parlamento cubano), Ricardo Alarcón.

Además, el ministro español visitará la exposición permanente del pintor español Joaquín Sorolla en el Museo Nacional de Bellas Artes acompañado por el titular cubano de Cultura, Abel Prieto, y asistirá a un acto de entrega de nacionalidad en las oficinas del Consulado de España en La Habana.

La visita a Cuba de Moratinos es la primera de un ministro de Exteriores de la Unión Europea tras la crisis que estalló entre La Habana y Bruselas en 2003, cuando la UE endureció su política hacia la isla en protesta por la ejecución de tres secuestradores y las condenas impuestas a 75 disidentes en juicios sumarísimos.