El Gobierno de Extremadura ha iniciado con el partido regionalista PREx-CREx la ronda de contactos con los diferentes grupos políticos para pactar la próxima reforma fiscal.

El consejero de Hacienda y Administración Pública, Clemente Checa, se ha reunido con el portavoz parlamentario de dicha formación, Damián Beneyto, y ha iniciado así una ronda de reuniones en las que el Ejecutivo extremeño presentará a los grupos la "filosofía y sentido general" de la reforma fiscal que se impulsará tras el verano.

Con estos encuentros, el Gobierno de Extremadura pretende además conocer las propuestas e ideas de los grupos políticos con representación en el parlamento acerca de esa rebaja fiscal con la intención de estudiarlas y que puedan ser incluidas en la propuesta final de reforma y que ésta se pueda sacar adelante con el "máximo consenso posible".

En el encuentro, el consejero ha explicado a Beneyto que la intención del Ejecutivo es que la reforma integral de la fiscalidad genere un aumento del consumo por parte de la sociedad y a su vez se incremente la demanda, la producción y el empleo.

El portavoz regionalista, por su parte, ha solicitado que la reforma introduzca nuevos mecanismos de lucha contra el fraude, según ha informado el Gobierno de Extremadura en nota de prensa.

La ronda de reuniones continuará en los próximos días con la convocatoria a los portavoces de los otros grupos políticos, todo ello con la intención de que en septiembre pueda tenerse "muy avanzado el borrador de la reforma".

Consulta aquí más noticias de Badajoz.