El ex secretario de la Fundación Centro Niemeyer, José Luis Rebollo ha asegurado este viernes a los periodistas que los actuales gestores están creando "una especie de cordón sanitario alrededor de políticos, básicamente del PSOE, para decir que yo no sabía nada, el asesor no me informó".

Ha acudido a los juzgados de Avilés para prestar declaración ante el Juzgado de Instrucción Número 2 que investiga las irregularidades en la gestión del complejo. Su declaración no tuvo lugar por un error en el procedimiento y se ha retrasado. Sí declararon proveedores a los que se les pidió modificar las facturas emitidas con motivo de la inauguración de la cúpula.

Rebollo ha aprovechado su visita a los juzgados para aportar más de 200 páginas de documentación con la que dice quedará "plenamente acreditado que el Patronato tuvo conocimiento de todo lo que yo tuve".

"Si por ejemplo, la presidenta de la Fundación tiene conocimiento de un hecho delictivo que ha cometido alguien de su partido debe denunciarlo. Yo creo que sí. Si no lo denuncia sería algo grave", ha dicho, cargando contra la Fundación.

El ex secretario de la Fundación ha asegurado desconocer algunas de las irregularidades que se investigan, como son los viajes. "Lo que yo sí conocí desde el verano de 2010, en el que se me piden ayuda porque no se consigue cerrar las cuentas y hay unos problemas con los auditores, es el auténtico caos contable".

"El Patronato se reunía, como mucho, dos veces al año. Hay veces que una. Y con reuniones de 40 minutos y así no se puede controlar nada", ha criticado. Respecto a la actualidad ha asegurado que "la Fundación está realizando unas imputaciones y denuncias de un modo que no se compromete para buscar un culpable".

Consulta aquí más noticias de Asturias.