Agentes de la Policía Nacional han detenido en la madrugada de este viernes a una mujer de 28 años, de origen polaco, como presunta autora de un delito de abandono de menor, tras encontrarse en la calle junto con unos amigos con síntomas de embriaguez y haber dejado a su hija de poco más de tres años sola en el domicilio.

Los hechos ocurrieron sobre la una de la madrugada, cuando los agentes que realizaban labores de prevención fueron alertados por el 091 para que se dirigiesen a un domicilio de distrito de Marìtim de Valencia donde al parecer una mujer que se encontraba borracha tenía desatendida a su hija menor.

Los policías se dirigieron al lugar y al llegar comprobaron que a pesar de que la mujer presentaba ciertos síntomas de embriaguez la hija se encontraba durmiendo y en perfectas condiciones.

Transcurridas unas tres horas los agentes se dirigieron a un parque en las inmediaciones de la calle General Urrutia donde una mujer solicitaba presencia policial ya que unos jóvenes habían arrojado a ella y a unos amigos una botella de vidrio y les habían insultado.

Una vez en el lugar, los agentes se percataron de que esta mujer era la misma de la intervención anterior y presentaba evidentes signos de embriaguez, por lo que le preguntaron por su hija, contestando esta que estaba en casa.

Después de hacer diferentes comprobaciones averiguaron que la menor se encontraba sola en el domicilio durmiendo y que la habitación se encontraba muy desordenada y con signos de falta de limpieza.

Finalmente, los agentes detuvieron a la mujer por un presunto delito de abandono de menor. La niña quedó a cargo de una amiga de la madre y la arrestada, sin antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Valencia.