Corea del Norte ha emitido un comunicado de queja a la Organización de Naciones Unidas, pidiendo el cese de la producción y distribución de The Interview. La película, protagonizada por James Franco, es acusada de ser todo un 'acto de guerra' de los Estados Unidos.

"Promocionarla es una manera de apoyar el terrorismo y un acto de guerra", dicen las instituciones coreanasLa nación comunista cree que el único resultado de continuar con su promoción, según sus dirigentes, sería "una manera de apoyar al terrorismo y un acto de guerra". Para evitarlo, en esta ocasión han querido probar suerte, no con protestas a Estados Unidos en sí, sino con la intervención de un organismo mayor: La ONU.

La trama de The Interview, que sucede en Corea del Norte, es vista por este país como una ofensa que "deberían retirar las autoridades estadounidenses". De otra forma, la potencia norteamericana sería responsable de "ofender a un estado soberana de una manera terrorista".

Esta nación asiática ya emitió hace semanas su protesta a los propios Estados Unidos, debido al argumento de la misma: los dos protagonistas deben asesinar al líder norcoreano Kim Jong-Un.

Ayudar a la promoción

En principio, Estados Unidos no cambiará nada en cuanto al estreno de esta película, con lo que este tipo de quejas podrían no solo no conseguir su objetivo, sino que podrían estar ayudando a la promoción de la cinta, haciéndola más popular.

Dirigida por Evan Goldberg y Seth Rogen, The Interview, está protagonizada por James Franco, el propio Rogen, Lizzy Caplan, Timothy Simons y Randall Park.

Esta comedia negra se estrenará en cines españoles el 24 de octubre