La Subdelegación del Gobierno en Andalucía ha advertido este viernes de que no tiene conocimiento oficial de la celebración de ninguna manifestación o acto reivindicativo este fin de semana en la localidad sevillana de Estepa, por lo que de llevarse a cabo habría de tratarse como una movilización no autorizada.

Fuentes de la Subdelegación han confirmado a Europa Press que el operativo de seguridad estará "especialmente atento" a cómo se desarrollen estas jornadas, decidiendo en cada momento si amplia el número de efectivos en el municipio estepeño.

Por su parte, el Ayuntamiento de Estepa ha informado en un comunicado de que ha alertado a los vecinos del municipio de que no se ha autorizado ninguna concentración para este sábado en la localidad al entenderse que no existe ninguna solicitud formal que cumpla con los requisitos establecidos en la ley.

No obstante, el Ayuntamiento pide calma a sus vecinos y hace un llamamiento a la ciudadanía para evitar cualquier tipo de incidentes que agraven una situación que ya se investiga por los cauces que dispone la ley. Del mismo modo, agradece las muestras de apoyo mostradas por distintos colectivos y entidades que "han aportado su grano de arena para normalizar la convivencia entre los vecinos".

En diversas reuniones mantenidas con distintos colectivos durante esta semana, el Ayuntamiento ha insistido en que los hechos acontecidos el pasado sábado, cuando entre 300 y 400 vecinos participaron en una concentración no autorizada para protestar contra los robos que habría cometido presuntamente un clan de etnia gitana, concentración que derivó en destrozos de cinco viviendas y la quema de otras dos de estas familias, "no se pueden atribuir a cuestiones de racismo".

"Estepa es un pueblo en el que la integración del pueblo gitano es una realidad", ha señalado la corporación local del municipio sevillano en este sentido, al tiempo que ha lamentado "que se pretenda dar otra imagen de sus vecinos". El Ayuntamiento ha agradecido la mediación de los colectivos gitanos que "se han interesado por los hechos y que han constatado que la convivencia es una realidad y que los sucesos no tienen su raíz en el racismo".

Según el Consistorio, "los problemas que han motivado estos hechos solo se solucionarán desde el respeto a la legalidad vigente". Indica que la justicia ya ha iniciado los trámites para esclarecer lo sucedido por lo que el Ayuntamiento apela a "la unidad y a la cohesión" de todos los estepeños para "saldar esta crisis que daña la imagen de Estepa".

El Ayuntamiento "está, ha estado y estará del lado de los vecinos y trabaja intensamente para que el municipio recobre la normalidad", señala la nota. "Toca pues apelar a la responsabilidad individual y a la calma para que el final a esta situación llegue lo antes posible", añade la corporación local.

De la misma manera, el Consistorio ha reiterado a la población que "sigue estando abierto a cualquier encuentro con los vecinos" del municipio sevillano.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.