La FER ha afirmado este viernes que "la inflación registrada en La Rioja durante el mes de junio, según el INE, aumentó en dos décimas en el mes de junio, mientras que los precios no registran ninguna variación en el último año".

Considera, en un comunicado, que la estabilidad del IPC en la tasa interanual indica que todavía el consumo está muy ralentizado y es muy reducido como consecuencia de la debilidad de la situación económica en el que la recuperación es poco visible".

Añade la patronal que "el aumento en relación al mes anterior se debe fundamentalmente a la carestía de los combustibles y de los precios energéticos, uno de los aspectos más negativos para la actividad de pymes y autónomos".

Apunta que "el aumento de las gasolinas y en general, los costes energéticos elevados, lastran la competitividad de las empresas y perjudican al crecimiento y hacen más difícil la recuperación".

La FER espera que "se mantenga la estabilidad en los precios y que aumente la capacidad de consumo de las familias, lo cual redundará en favor de la economía y del empleo".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.