El fin de semana se instalará al oeste de la Península un "potente anticiclón" que provocará un tiempo estable en la mayor parte del país y únicamente se prevén cielos nubosos o con intervalos nubosos en el extremo norte peninsular, área del Estrecho, norte de Canarias y Menorca, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

La portavoz de la AEMET, Ana Casals, ha explicado a Europa Press que podría haber algunas precipitaciones débiles en el área cantábrica, Pirineos y que serán más probables en el nordeste de Cataluña.

Además, ha destacado que las temperaturas subirán de forma ligera a moderada en la Península y Baleares este fin de semana y que seguirán subiendo hasta el próximo miércoles. En cuanto al viento, este fin de semana será flojo a moderado del norte en Canarias, extremo norte peninsular y valle del Ebro; del oeste en el Estrecho y de componente este en el litoral de Levante.

Esta estabilidad y los cielos poco nubosos o despejados se mantendrá durante la primera mitad de la próxima semana, excepto en el extremo norte peninsular, donde serán probables los intervalos nubosos y no se descartan algunas precipitaciones débiles o incluso alguna tormenta en zonas de montaña.

Asimismo, a partir del miércoles la inestabilidad podría aumentar en el norte peninsular y podría haber precipitaciones débiles en zonas del cuadrante noroeste, sobre todo en el norte de Galicia, Asturias, cordillera cantábrica y zonas de León; así como en el área del sistema Ibérico y Pirineos, aunque serán más probables en el extremo norte de la Península y en zonas de montaña, donde podrían ser localmente moderadas y con alguna tormenta. Igualmente, se esperan algunos intervalos nubosos en el norte y en el este de Canarias.

Respecto a las temperaturas, Casals ha dicho que seguirán subiendo moderadamente en la Península y en Baleares, sobre todo en la mitad norte que es "donde estaban más bajas estos días", y no experimentarán cambios significativos en Canarias. Sin embargo, ha añadido que a partir del jueves volverán a descender de forma ligera a moderada en toda la vertiente atlántica.

De este modo, ha precisado que subirán donde las temperaturas eran más frescas mientras que no subirán el fin de semana en el suroeste. "El miércoles podrían rondar los 40 grados centígrados en algunos puntos del valle del Guadalquivir, de Extremadura, de Ciudad Real y en Madrid. En el centro de Castilla y León, el miércoles pueden alcanzar 36 grados centígrados, mientras que el jueves ya habrán descendido unos dos grados", ha comentado.

El descenso del mercurio, que llegará el jueves, se notará más cuanto más al oeste y según Casals Galicia y después el oeste de Extremadura y de Castilla y León será donde más bajen.

El viento será flojo o moderado del norte en Canarias y del este o nordeste en el litoral peninsular y soplarán intervalos de fuerte en el Estrecho.

La portavoz ha explicado también que la predicción para lo que queda de julio y hasta el 4 de agosto apunta a que se esperan precipitaciones en torno a las normales para estas fechas o con ligeras variaciones en todas las zonas. En cuanto a las temperaturas, espera que entre el 14 y el 20 de julio serán superiores a las normales en el Cantábrico, Castilla y León, Navarra, Aragón y puntos de Castilla-La Mancha y que serán ligeramente inferiores en el suroeste de Andalucía y la mayor parte de Canarias. En el resto serán normales.

Sobre la semana del 21 al 27 de julio, la portavoz apunta que se esperan valores por debajo de lo normal en el sur de Galicia y Canarias y que estarán en torno a lo normal en el resto del país. Durante la última semana de julio hasta el 4 de agosto, espera que estén por debajo de lo normal en buena parte del interior de la mitad norte peninsular, Extremadura, zonas montañosas de Andalucía oriental y Mallorca y dentro de lo normal en el resto.

Consulta aquí más noticias de Toledo.