Los padres de la pequeña localizada muerta el 22 de septiembre de 2013 han evidenciado este viernes la tensión existente entre ambos durante la vista preliminar fijada por el juez instructor, al mostrarse él desafiante y ella con una actitud sumisa y, en ocasiones, triste.

La abogada Rosario Porto y el periodista Alfonso Basterra han enfrentado este trámite previo al juicio oral, que se ha resuelto en media hora y sin que hubiese el más mínimo contacto oral entre ellos, con un notable nerviosismo y mucha tirantez, la que deriva de la estrategia de defensa por la que ha optado el padre de Asunta.

En esta causa, él tratará de demostrar que su otra pareja y madre de esta menor, que murió de forma violenta a los 12 años, era quien guardaba y administraba los medicamentos con los que era drogada la víctima.

Los letrados de la asociación Clara Campoamor han destacado la mala relación entre los progenitores También que Porto llevó a esta niña de altas capacidades al chalé familiar de Teo (A Coruña) sin que él supiese nada. El cadáver fue localizado por dos viandantes en la madrugada del 22 de septiembre en una pista forestal, a muy pocos kilómetros de este domicilio.

Los letrados de la asociación Clara Campoamor, organización que vela por los derechos de la infancia y ejerce la acusación popular, han destacado ante los periodistas en los compostelanos juzgados de Fontiñas la existencia de una mala relación entre los progenitores.

El abogado Ricardo Pérez ha observado que es el primer encuentro que se produce después de que se conociese el escrito de defensa de Basterra, y que por este motivo se ha visto entre ellos "una postura absolutamente distinta".

De la actitud del padre de Asunta en esta vista preliminar ha opinado este abogado que se ha comportado "como siempre", a su juicio de modo "desafiante", mientras que de Porto ha indicado que ella ha estado este viernes "más sumisa".

Piden su puesta en libertad

El magistrado instructor José Antonio Vázquez Taín emitió esta semana dos autos en los que desestimó las diligencias de prueba solicitadas por las defensas y fijó una audiencia para este viernes, que no ha sido pública.

En ella, la Fiscalía y la acusación popular han solicitado la apertura del juicio oral y las defensas respectivas de los dos únicos imputados por este crimen han demandado la puesta en libertad de sus clientes y el sobreseimiento de la causa abierta.

El abogado de la madre de la menor, el penalista José Luis Gutiérrez Aranguren, ha valorado que la Fiscalía respaldase una de sus peticiones, la entrega de un informe de la Guardia Civil con las claves de acceso a las grabaciones de las cámaras de seguridad que captaron el recorrido seguido el día de los hechos por Asunta y su madre.

Gutiérrez Aranguren ha considerado fundamental este visionado para una adecuada defensa de su patrocinada y ha puntualizado que en cuanto Vázquez Taín informe del juicio oral, "lo esperable", en un tiempo máximo de tres días, será el turno de las alegaciones, para las que existe de plazo una quincena.

Mínimo contacto entre ellos

Del encuentro de este viernes entre Porto y Basterra, ha dicho que no pudieron hablar entre ellos y de su cliente ha indicado que está "seriamente" preocupado por su salud tanto física como anímica.

Ha confesado que recibe "mensualmente" las mismas visitas que de costumbre desde que ingresó en el penal coruñés de Teixeiro, pero estas personas no se exponen "por temor a las consecuencias".

Acerca del escrito de defensa de la abogada de Basterra, ha indicado que corrobora que no existe una única defensa, sino que a Rosario Porto la representa él y a Alfonso Basterra la abogada Belén Hospido, con lo que se disipa "cualquier duda".

Dicho esto, ha considerado "razonable" la postura de la letrada de Basterra, ya que es lógico buscar todas las posibilidades para la exculpación de su defendido, "para eso se le contrata".

Rosario Porto y Alfonso Basterra se encuentran en régimen de prisión provisional comunicada y sin fianza desde 2013 Ha cuestionado, sin embargo, que haya un cambio de estrategia ya que hasta el momento la letrada Belén Hospido se mantuvo "callada".

Rosario Porto y Alfonso Basterra, que se encuentran en régimen de prisión provisional comunicada y sin fianza desde el 27 de septiembre de 2013, llegaron en furgones separados a Santiago pasadas las 9.30 horas.

En sus conclusiones finales, el fiscal Jorge Fernández de Aránguiz acusa a los dos de la supuesta comisión de un delito de asesinato y exige para cada uno de ellos 18 años de cárcel, petición que la asociación Clara Campoamor eleva a 20, mientras que sus defensas solicitan la libre absolución.

El abogado de la madre de la menor, José Luis Gutiérrez Aranguren, ha asegurado a los informadores a su llegada a los compostelanos juzgados de Fontiñas que Porto se encuentra "francamente deteriorada" tras haber conocido que la defensa de su otrora marido la inculpa.

No le hizo "especial ilusión" saber de esa intención, ha argumentado el penalista gallego, quien ha preferido, no obstante, no hacer "consideraciones" ante una estrategia que no conoce.

No tiene "ninguna esperanza"

Aranguren ha avanzado con seguridad que se mantendrá en su petición de sobreseimiento pese a que ha reconocido que no tiene "ninguna esperanza".

Aún así, ha manifestado que debe ser "coherente" con la línea que ha mantenido desde "el principio de la instrucción".

En alusión a los tiempos en los que se celebra el juicio, ha considerado que las fechas que se están barajando, "octubre y noviembre", son posibles, y que "hoy o en los tres días siguientes" el juez los emplazará para personarse en el tribunal del jurado.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.