El presidente del Parlamento de Andalucía, Manuel Gracia, ha asegurado este viernes que la confianza y la legitimación social en la política y las instituciones, así como en los procesos democráticos, "dependerán en buena medida de que podamos mostrar que la economía y el afán de beneficio de los mercados se supeditan a la generación del bien común y a la necesaria función redistributiva de las políticas públicas para hacer posible la cohesión social".

Así se ha pronunciado Gracia en una conferencia en el ciclo denominado 'El futuro de la democracia' como clausura de los Cursos de Verano de la Universidad de Málaga (UMA) 2014 celebrados en Ronda. Para el presidente de la Cámara andaluza, "debe haber un denominador común en toda gestión hecha por los servidores públicos: el carácter social de las medidas que se tomen y los acuerdos que se alcancen, de esta manera mantendrán la legitimidad y el apoyo de la sociedad y podrán dar respuesta a sus preocupaciones".

Según Gracia, "si no se enfoca para mejorar las condiciones de vida, se defiende honestamente una causa por el bien ciudadano, no va a servir, ya que ni contará con su apoyo ni concitará su interés. Y sin la implicación y la participación de la gente, los acuerdos valen menos y tienen fecha de caducidad". Por tanto, el presidente del Parlamento defiende que el desarrollo de "un buen sistema democrático como gobierno eficaz y garante de la libertad y la eficiencia en el desarrollo y el progreso de los pueblos".

Gracia ha sostenido que ante el malestar social con la política, "sólo cabe un tratamiento: más y mejor democracia. Para ello, debemos activar dos palancas esenciales: la transparencia y la participación". En este sentido, el presidente de la Cámara piensa que los avances en materia de transparencia "es mejorar la relación entre la política y la ciudadanía, es impulsar la capacidad de adoptar medidas que potencien la práctica de un gobierno abierto, donde la participación y la colaboración son esenciales para ganar en democracia".

"Se trata de la necesidad de que el poder en democracia sea visible, y que nada en la política pueda situarse en el espacio del misterio y de la oscuridad. Esto es: gobierno público en público; o más ilustrativo aún: todas las acciones relativas al Derecho de las demás personas cuya máxima no sea susceptible de publicidad son injustas. Y es que, debemos enterarnos ya de una vez por todas de que no hay democracia sin luz y taquígrafos", ha mantenido.

Apuesta por una rendición de cuentas ante la ciudadanía

Para Gracia, "de lo que se trata, en suma, es de un permanente ejercicio de rendición de cuentas ante la ciudadanía: la transparencia es imprescindible para la participación, y la participación genera una dinámica política distinta que conduce a una mayor autoexigencia de los representantes ante los representados. Se trata, también, de personalizar el trabajo político de los diputados".

El presidente de la Cámara andaluza ha concluido su conferencia defendiendo que "hace falta un impulso de toda la sociedad en pro de una mayor transparencia, participación y, en nuestro caso, ejemplaridad en la vida pública para recuperar la confianza en la política y en las instituciones, porque sólo con ellas y con la ciudadanía activamente comprometida se podrá cambiar el rumbo actual para continuar haciendo posible un nuevo Estado del Bienestar en el futuro".

Consulta aquí más noticias de Málaga.