Bomba de la guerra civil incrustada en un árbol desde hace 70 años
Uno de los proyectiles procedentes de la Guerra Civil que la Guardia Civil ha desactivado este año en Aragón. GUARDIA CIVIL

Colgada de un árbol y con su carga explosiva intacta. Así encontraron los miembros del Grupo Especialista en Desactivación de Explosivos de Zaragoza una bomba procedente de la Guerra Civil española que llevaba algo más de 70 años incrustada en la madera de un pino, a varios metros de altura, y que hasta ahora había pasado desapercibida.

Es uno de los 111 artefactos explosivos que este grupo experto de la Guardia Civil ha localizado y desactivado en los seis primeros meses del año en la comunidad aragonesa. En el mismo periodo de 2013 encontraron 54, la mitad que ahora.

La Guardia Civil recomienda no manipular este tipo de artefactos y avisar en el teléfono 062La mayoría de estas bombas son piezas de artillería, desde pequeños proyectiles de 4 kilos de peso a artefactos de más de 45 kilos. Los Tedax (técnicos especialistas en desactivación de artefactos explosivos) también han neutralizado granadas de mano, de mortero e incluso cuatro bombas de aviación. El artefacto que encontraron colgado del árbol era una granada de mortero que erró el tiro y acabó atascada en la madera del pino.

La última gran bomba de aviación fue encontrada el pasado mes de junio en el interior de una gran charca de agua en la localidad turolense de Salcedillo. Era un proyectil de casi 50 kilos de peso que tuvieron que sacar con la colaboración de los buceadores expertos del grupo de especialistas en actividades subacuáticas de Huesca.

La mayor parte de los artefactos tienen una antigüedad superior a los 70 años, mantienen intacto su material explosivo y, debido a que llevan tanto tiempo a la intemperie, resultan impredecibles a la hora de ser manipulados.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.