La Diputación Foral de Bizkaia ha señalado que espera una pronta reunión entre las instituciones vascas para hablar sobre el reparto del pago de la multa de 30 millones impuesta por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea por el retraso en el cobro de las llamadas 'vacaciones fiscales' y ha advertido de que "no está cerrada a ninguna posibilidad".

La entidad foral está "analizando y estudiando" el comunicado oficial, recibido a media mañana de este jueves, en el que el Ministerio de Hacienda notifica haber efectuado ya el pago de la multa de la UE por los incentivos fiscales vascos, así como una propuesta de reparto de la sanción entre las tres Diputaciones forales.

Según ha señalado en un comunicado, ante esta "nueva situación", los responsables de la institución vizcaína esperan una "pronta reunión de las Haciendas forales y del Gobierno vasco, para tratar con calma y serenidad cómo afrontar el pago de la multa".

La Diputación Foral de Bizkaia ha insistido también en que no se cierra a ninguna posibilidad, incluida la distribución del pago de la multa por coeficientes, "siguiendo el modelo de la Ley de Aportaciones, con los porcentajes del 70% por parte del Gobierno Vasco y el 30% de las Diputaciones, tal y como ya se había ido adelantando en los últimos meses en un tema en el que ha habido bastante consenso".

Asimismo, los responsables de la institución vizcaína han recordado la existencia del modelo de la relación bilateral entre el Estado y el País Vasco y, por tanto, "de la Comisión Mixta del Concierto Económico, foro en el que se debería haber tratado este tema".

A este respecto, han precisado que el reglamento que el Ministerio de Hacienda ha utilizado para trasladar la multa está recurrido por la Diputación Foral de Bizkaia ante el Tribunal Supremo.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.