El presidente del Cabildo de Gran Canaria, José Miguel Bravo de Laguna, ha destacado la amistad "indestructible" que se ha forjado entre la isla y el pueblo saharaui gracias al programa 'Vacaciones en paz', que este año ha llevado hasta Gran Canaria un total de 63 niños.

Así lo manifestó el máximo dirigente insular durante un acto con motivo del recibimiento de los pequeños en el que hizo entrega de un cheque concedido por el Servicio de Solidaridad Internacional del Cabildo a la Asociación Canaria de Amistad con el Pueblo Saharaui por valor de 12.000 euros.

Bravo de Laguna deseó a los niños que disfruten de la isla, a la que calificó de "tierra de paz y solidaridad", al tiempo que reconoció el esfuerzo que realizan las familias de acogida cada año.

En este sentido, el presidente comentó que los isleños están satisfechos por el hecho de que Gran Canaria sea una plataforma logística y de solidaridad para el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

Por su parte, desde la Asociación Canaria de Amistad con el Pueblo Saharaui se mostró su agradecimiento a la Corporación insular por su compromiso y por la aportación de los 12.000 euros.

Recuerdo al pueblo saharaui

Durante el acto se recordó a los presos políticos saharauis, así como a las personas que viven situaciones difíciles desde hace casi 40 años en los campamentos de refugiados de Tinduf.

Además, la Asociación apuntó que si la comunidad internacional quisiera, el problema del pueblo saharaui ya estaría resuelto, por lo que solicitó un esfuerzo para exigir al Gobierno español que cumpla con sus "obligaciones históricas".

Finalmente, el programa 'Vacaciones en Paz' es un proyecto de acogida temporal que se viene desarrollando desde 1996, y los 63 niños permanecerán en la isla durante los meses de julio y agosto.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.