El sindicato Comisiones Obreras en Castilla y León ha advertido hoy de la posibilidad de que la plantilla de Correos se vea recortada en la Comunidad en más de 800 empleos en los próximos tres años de persistir el bloqueo del Gobierno central a dicho servicio, situación que achaca a las presiones y "ataque orquestado" de las multinacionales por hacerse con el "pastel" del negocio de paquetería y logística.

Si en los últimos tres años la plantilla de Correos en Castilla y León, actualmente situada en 2.735 trabajadores, ha sufrido una merma de 529 efectivos, de ellos 87 en la provincia de Valladolid, CC.OO. sostiene que el proceso de amortización de empleo, "el mayor de su historia", se cobrará aún otros 823 puestos en tres años si el Estado no da un impulso a este servicio público, que ha visto disminuir el postal, y lo posiciona en dos grandes nichos como son la logística y la paquetería.

Así lo ha apuntado Carlos Julio López, secretario regional de la Federación de Servicios a la Ciudadanía (FSC) de CC.OO, quien, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha recordado que Correos es "viable, se puede financiar casi en su totalidad con sus propios recursos" y por ello abogado por su carácter universal para garantizar que el mundo rural pueda seguir recibiendo correspondencia a diario, a pesar de que éste último servicio resulte deficitario.

775

Carteros y 59.000

Kilómetros diarios

En este sentido, Gonzalo Franco, secretario regional del Sector Postal de CC.OO, ha explicado que esa universalidad del servicio que permite cubrir el mundo rural está puesta actualmente en entredicho y hace peligrar un reparto que a día de hoy llega a más de 2.200 municipos en Castilla y León—1.970 cuentan con menos de mil habitantes—que representan una población de 2,5 millones y 94.000 metros cuadrados, gracias al trabajo de 775 carteros que recorren a diario 59.000 kilómetros.

Como principal obstáculo, ambos sindicalistas han coincidido al señalar que son las presiones de lobbys constituidos por multinacionales y fondos de inversión, hábidos por hacerse con el "pastel" de la paquetería y la logística, las que han llevado a Hacienda a bloquear Correos e impedir que dicha empresa, cien por cien pública, pueda posicionarse en ambos nichos de actividad económica.

Pero además, López y Franco han recordado que la ofensiva de esos lobbys ha llegado incluso a la Comisión Europea de la Competencia, ante la que han presentado una reclamación de 3.500 millones de euros al Estado español al que acusan de conceder subvenciones a Correos, lo que, en palabras del segundo de ambos sindicalistas, se ha traducido en una "contracción" del empleo ante la "incertidumbre" respecto de la decisión del órgano que preside Joaquín Almunia.

Ante esta situación, CC.OO. ha anunciado su propósito de llevar una proposición no de ley al Parlamento autonómico para reforzar el papel de Correos y presentar propuestas en idéntico sentido en ayuntamientos y diputaciones de la Comunidad, "para buscar, en definitiva, la complicidad de la ciudadanía", han explicado.

En el supuesto de que el Gobierno "siga en la inacción" y no tome medidas para situar potenciar Correos en los servicios de paquetería y logística, Manuela Ferrer, secretaria provincial del Sector Postal del sindicato, ha anunciado "movilizaciones ascendentes y contundentes" a partir de otoño y a lo largo de 2015 por la universalidad de Correos y, además, para activar el cuarto convenio colectivo que lleva paralizado seis meses.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.