La Policía Nacional ha desarticulado en Estepona (Málaga) un punto de venta de hachís y marihuana en el marco de la operación 'Carlitos' contra el tráfico de drogas a pequeña y mediana escala desarrollada en la localidad, que ha culminado con la detención de dos personas, una de ellas menor, por presuntos delitos contra la salud pública.

Según ha informado la Policía Nacional en un comunicado, a uno de los arrestados, de 25 años, se le atribuyen presuntos delitos de atentado a agente de la autoridad y otro de lesiones.

Las investigaciones se iniciaron semanas atrás, después de que los agentes tuvieran información sobre la posible existencia de un punto de venta de drogas, concretamente hachís y marihuana, en un barrio a las afueras.

Las pesquisas realizadas condujeron a los investigadores hasta un vecino de Estepona domiciliado en una urbanización a las afueras de la población.

Tras varias vigilancias en torno al inmueble, los investigadores observaron cómo un joven, menor de edad, contactaba con el individuo objeto de la investigación en las inmediaciones del barrio e intercambiaban dinero por lo que resultó ser una pieza 100 gramos de hachís. Así, los agentes detuvieron a éste por un supuesto delito contra la salud pública.

Finalmente, la operación, durante la que se ha llevado a cabo un registro en el domicilio del investigado en el que se han intervenido 27,7 kilos de hachís —distribuidos en 283 tabletas y tres trozos—, 50 gramos de marihuana, 120 euros en efectivo, diversos útiles necesarios para la preparación y venta de las sustancias estupefacientes, además de varias joyas de oro y un vehículo, ha finalizado con la detención del investigado durante la mañana del día 28, como presunto responsable de los delitos contra la salud pública, atentado a agente de la autoridad y lesiones graves.

Consulta aquí más noticias de Málaga.