Restaurante Akelarre
Las vistas al Cantábrico desde Akelarre, el restaurante de Pedro Subijana. GUIA REPSOL

La gastronomía y el mar son dos de los grandes tesoros de nuestro país. Disfrutar de ambas cosas en un mismo momento es un lujo que no podemos dejar escapar. Pocas costas deparan tanto disfrute a la vista como la Costa Cantábrica. De Asturias al País Vasco, recorremos algunas de sus mejores mesas con sus privilegiadas vistas al mar.

Asturias
El restaurante Real Balneario está situado en plena playa de las Salinas. La terraza se abre solo en el turno de cena por lo que la panorámica nos reserva el encanto especial de ver el mar a la luz de la luna. Es famosa su cocina clásica, con platos como la lubina al champán o el exquisito bogavante del Cantábrico a la parrilla.

Cantabria
De la playa de El Sardinero, en Santander, una de las mejores vistas la proporciona el restaurante Marea Alta. Su menú bistró incluye platos como los chipirones emparrillados o el bacalao en salsa de cebollino. Podemos incluso amanecer con vistas al mar Cantábrico porque el establecimiento pertenece al hotel Silken Río Santander.

País Vasco
Aunque no está en primera línea de playa, desde el restaurante Akelarre, de Pedro Subijana, se tienen vistas increíbles del Cantábrico. La excelente carta de este restaurante, sumada a una magnífica bodega, hacen las delicias del comensal más exigente.

Los que sí dan al mar son los balcones del restaurante del televisivo Karlos Arguiñano. Se disfrutan unas vistas espectaculares de la playa de Zarautz, mientras se saborean unos platos que unen la tradición y la innovación de la cocina vasca.

Fuente: Guía Repsol. Rutas, mapas, restaurantes … ¡Planifica con nosotros tu viaje!