La Policía Nacional ha detenido a dos hombres, J.L.C. y G.L.M, de 32 y 34 años, y a una mujer de 27 que responde a las iniciales L.M.R.V., todos ellos vecinos de Puerto Real (Cádiz), como presuntos autores de un delito contra la salud pública, ya que supuestamente vendían y distribuían cocaína en la zona de la bahía gaditana.

Según informa en un comunicado, la operación 'Plaza' se inició en febrero tras detectar que J.L.C. supuestamente se dedicaba a distribuir cocaína, aunque la primera detención que dio comienzo a la investigación fue la de E.G.C. en un control rutinario de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de esta misma Comisaría cuando portaba en su vehículo unos 50 gramos de cocaína que presuntamente le había facilitado J.L.C.

A raíz de numerosas vigilancias y seguimientos discretos, ya que estos individuos adoptaban grandes medidas de seguridad, se relacionó a J.L.C. con G.L.M., tras la colaboración de de la pareja sentimental de G.L.M., que resultó posteriormente detenida.

Así, el 1 de julio se interceptó en El Puerto de Santa María, a G.L.M. en su vehículo con unos 30 gramos de cocaína para su venta en torno a las 14,30 horas para levantar menos sospechas y aprovechaban la gran afluencia de tráfico rodado que hay a esa hora en dicha localidad para pasar desapercibidos.

Tras las detenciones, registraron sus domicilios con la colaboración de la Unidad de Guías Caninos de la Comisaría Provincial de Cádiz y se incautaron de unos 200 gramos de cocaína, cuatro balanzas, notas de cuentas, así como una envasadora para envasar al droga al vacío y una prensadora de importantes dimensiones escondida dentro de un armario que se utiliza para prensar la droga, tanto cocaína como hachís, formando las conocido "tabletas" de un kilo habitualmente, además de un bote hueco preparado para el transporte de droga.

Igualmente se incautaron de nueve kilos de sustancia para el corte, lo que da idea de la cantidad de droga que tenían pensado vender, y 14 teléfonos móviles con una gran cantidad de tarjetas de teléfono de la modalidad de prepago, teléfonos que cambiaban constantemente para dificultar las investigaciones.

De esta manera y tras cinco meses de investigación, se ha conseguido desarticular una importante organización en la localidad de Puerto Real, que abastecía a otros puntos de venta en dicha localidad y en otras ciudades cercanas de la provincia, tales como El Puerto de Santa María o Cádiz.

La investigación ha sido llevada a cabo por agentes del Cuerpo Nacional de Policía adscritos a la Comisaría de El Puerto de Santa María-Puerto Real, pertenecientes al Grupo de estupefacientes, que han contado con la colaboración de agentes de Policía Local de Puerto Real, que ha aportado información muy valiosa para culminar con éxito la investigación.

Los detenidos, que no contaban con antecedentes policiales por este tipo de delito, pasaron a disposición judicial, quedando la mujer en libertad y el resto en prisión provisional.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.