El alcalde de Sant Joan de Labritja, Antoni Marí 'Carraca', ha confirmado que el incendio registrado esta madrugada en el Puerto de Sant Miquel ha calcinado "como mínimo" cinco casetas del varadero. "Nos hemos llevado un buen susto y los propietarios se han quedado sin la caseta y sin su embarcación", ha lamentado.

En declaraciones a Europa Press, Marí ha explicado que, debido a la proximidad de las llamas, 450 turistas de un hotel han tenido que ser desalojados pasadas las 4:30 de la madrugada, aunque han podido regresar al establecimiento sobre las 6:00 horas.

"Por ahora no sabemos qué ha provocado el incendio. La Guardia Civil está investigando, preguntando a los vecinos, aunque es difícil aclarar nada ahora mismo", ha manifestado el edil.

Marí también ha destacado que el desalojo del hotel se ha llevado a cabo con "total normalidad" y ha recordado que se ha actuado así "como una medida preventiva".

"Lo que es un susto añadido es la cercanía de una zona forestal, aunque el fuego está controlado. También hay que pensar que lo que se ha quemado es altamente contaminante y el fuego se podría haber extendido rápidamente", ha insistido.

Un cliente del hotel ha dado el aviso

El director del Hotel Galeón, Miguel Josa, ha confirmado que el establecimiento se ha desalojado "por prevención, ya que no ha habido ningún susto ni emergencia". "Al cabo de una hora, cuando el fuego estaba controlado, hemos podido volver", ha dicho.

Josa ha explicado que ha sido un cliente del Hotel Cartago el que ha dado el aviso, tras lo cual han llamado al 112.

"El humo sí ha sido intenso y un incendio siempre es un susto, aunque no ha habido situaciones de peligro. La pena es que suceda esto en temporada alta y esperamos que se limpie de manera rápida ya que el efecto visual de la zona es muy negativo", ha dicho.