El portavoz del PSOE en la Comisión de Agricultura del Congreso de los Diputados, Alejandro Alonso, ha asegurado que la medida anunciada por el Gobierno nacional de destilar de forma obligatoria parte de la producción vitivinícola supondrá la "ruina de miles de familias" y no va a recuperar "la situación grave de mercado".

En rueda de prensa, Alonso ha señalado además que es "incomprensible" que el Gobierno regional "apoye una medida como ésta que supone obligar al sector a liquidar esta campaña a precios por debajo de costes de producción".

Es por ello que ha pedido a la Junta que "no engañe al sector", porque "no puede ser buena una medida que supone destrozar la economía de las familias".

"Dicen que será positiva, pero si creen que es tan buena que vayan y le expliquen las bondades de este acuerdo a los cooperativistas que tendrán que vender por debajo de precio", ha dicho.

En opinión de Alonso, la Junta de Castilla-La Mancha "es culpable de esta situación, porque tiene datos desde hace meses que alertaban de esta realidad y porque el sector le pedía tomar medidas para aligerar el mercado del vino".

A su juicio, el Ejecutivo "está traicionando los intereses, y cuando todo el sector le pidió defender una destilación de crisis, no la defendió en ningún momento".

"sí pueden poner dinero"

Alejandro Alonso ha asegurado que desde el Gobierno de España "sí pueden poner dinero ante esta situación", aseverando que podría haber destinado un fondo para situaciones críticas. "Cuando el Gobierno quiere rescatar lo hace, como se ha hecho con las empresas que fabrican automóviles".

Ha explicado que esta medida "obligará a empresas privadas a destilar y mandar a la quema para destino industrial una parte de las existencias de vino para no obtener nada a cambio".

"Es la primera vez que ocurre esto, nunca un Gobierno había intervenido en un mercado obligando a que todo se haga a costa del sector", ha lamentado.

Consulta aquí más noticias de Toledo.