Agentes de la Policía Nacional han detenido a diez personas que pertenecían a una organización criminal dedicada a introducir hachís en España procedente de Marruecos y que contaba con una amplia red de distribución con la utilización de embarcaciones de recreo y vehículos de alta gama para el transporte de la droga.

Según ha informado la Policía Nacional en un comunicado, el Grupo Especial de Operaciones (GEO) interceptó en alta mar dos lanchas rápidas que transportaban gran cantidad de fardos que iban a ser introducidos en la península a través de la costa andaluza accediendo por el río Guadalquivir.

De esta manera, han sido detenidas diez personas y se han incautado 769 kilos de hachís, dos embarcaciones de recreo, dos vehículos de alta gama, una pistola, un chaleco antibalas y 9.600 euros en efectivo.

Amplio despliegue de medios para el transporte de la droga

Los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de esta organización criminal debido a las conexiones que ésta tenía con otro grupo de delincuentes detenidos a finales del pasado año, que se dedicaba al robo de vehículos de alta gama en concesionarios y a los robos con fuerza empleando las técnicas delictivas del 'butrón' y el 'rififi', uso de inhibidores de frecuencia para desactivar las alarmas.

La vinculación entre ambos grupos delictivos dio lugar a una nueva investigación para determinar el alcance de la actividad de esta organización, dedicada a introducir hachís en la península a través de la costa andaluza utilizando una gran red logística que contaba con embarcaciones de recreo, vehículos de alta gama, armas de fuego, sistemas de protección y de posicionamiento.

INTERCEPTADOS 25

Fardos de hachís en alta mar por los geo

Comprobada la actividad ilegal que llevaba a cabo esta red e identificados sus integrantes, se puso en marcha un dispositivo policial para la detención de los miembros y la interceptación de la droga que pretendían introducir vía marítima en España procedente de Marruecos.

Dado que la organización contaba con un gran despliegue de medios físicos y técnicos fue necesaria la intervención del GEO que llevaron a cabo una incursión táctica en alta mar.

En esta operación se interceptaron las dos lanchas rápidas en las que se desplazaban y se detuvo a sus cuatro tripulantes, además, se incautaron 25 fardos de hachís pese a que los integrantes de la organización intentaron arrojarlos al fondo del mar.

Asimismo, y durante una fase paralela, se produjeron dos detenciones más en Sevilla, siendo uno de ellos O.G.R., miembro de la cúpula de la organización.

En la fase final de la investigación, fueron detenidos en el municipio gaditano de Sanlúcar de Barrameda cuatro miembros más del grupo, entre los que se encontraban los responsables de la gestión logística y el lugarteniente de la organización.

Los detenidos ingresan en prisión

Durante los registros domiciliarios realizados en Sevilla, Coria del Río (Sevilla) y Sanlúcar de Barrameda, así como durante las detenciones, se incautaron 25 fardos con 769 kilogramos de hachís, 11 kilogramos de sustancias de corte, dos embarcaciones de recreo, dos vehículos de alta gama, una pistola del calibre 7.65 milímetros, un chaleco antibalas, tres lanzadestellos, varios teléfonos móviles, 9.600 euros en efectivo y 400 gramos de oro.

Por su parte, los detenidos —muchos de los cuales ya contaban con antecedentes policiales previos por delitos de distinta naturaleza— ya fueron puestos a disposición de la autoridad judicial, quien decretó su ingreso en prisión.

La investigación se ha llevado a cabo por parte de Udyco de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Sevilla, y han colaborado el Grupo de Homicidios de la misma brigada así como el Grupo Especial de Operaciones (GEO).

Consulta aquí más noticias de Sevilla.