Sede del PP
Sede del Partido Popular en Madrid. Javier Lizón / EFE

Los primeros años de crisis en España no lo han sido tanto para el partido en el Gobierno. Y es que mientras familias y empresas ajustaban sus presupuestos, el Partido Popular incrementó sus gastos en personal: Entre 2008 y 2011 las partidas destinadas al pago de sueldos y salarios, indemnizaciones, cuotas a la Seguridad Social, colaboraciones y otros gastos pasaron de los 29,2 millones de euros hasta los 34,8 millones de euros. Un aumento del 19% en cuatro años, tal como muestran los informes del Tribunal de Cuentas (TCu) correspondientes a estos ejercicios.

Este incremento ha dado un giro en 2012. Los gastos en personal se han reducido un 16,9%, y se han situado en su nivel más bajo en desde el inicio de la crisis: 28,9 millones de euros. "De dicho importe 11 millones corresponden al personal contratado por la sede central y 17,8 millones de euros al contratado por las restantes sedes integradas en la contabilidad", señala el Tribunal de Cuentas en el último informe de fiscalización a partidos políticos, del ejercicio 2012. Un documento que destaca que el PP no aportó 34 contratos solicitados por este organismo para su investigación.

   2008  2009  2010  2011  2012
 Gastos personal (€)  29.243.694  30.065.760  31.489.607  34.839.938  29.929.635

Tal como muestran los datos supervisados por el TCu, el gasto en personal alcanzó su pico máximo en 2011, año de Elecciones Generales. Más de 34,8 millones de euros en empleados a cargo del Partido Popular. En el último ejercicio fiscalizado, la plantilla total de esta formación era de 443 trabajadores, de los que 241 están adscritos a la sede central, en la madrileña calle de Génova.

Más subvenciones en año electoral

Los informes del Tribunal de Cuentas también contabilizan los ingresos obtenidos por el partido presidido por Mariano Rajoy mediante subvenciones públicas. Los datos del último año analizado por este organismo independiente (2012) cuantifican en 74,1 millones de euros los ingresos obtenidos por "subvenciones, donaciones y legados". Dentro de este concepto general, las partidas destinadas a "gastos de funcionamiento ordinario del partido" supuso 31,5 millones de euros, a los que se sumaron otros 1,6 millones en concepto de gastos de seguridad y otros 30,2 millones para los distintos grupos parlamentarios del PP.

Los populares, además, recibieron otros 8,9 millones de euros en concepto de subvención electoral para los comicios en Galicia, Cataluña, Asturias y País Vasco, así como otros 32.000 euros correspondientes a las elecciones europeas de 2009, que se liquidaron hace dos años.

El periodo electoral explica buena parte de los incrementos en los ingresos procedentes de las arcas públicas. Así, en 2011 (año de Elecci0nes Generales) el PP contabilizó unos ingresos por subvenciones de más de 120 millones de euros, un 70% más que un año antes. Las ayudas públicas "ordinarias" apenas se incrementaron en 2,5 millones entre 2010 y 2011, por lo que son las subvenciones electorales (49,2 millones de euros) las que explican prácticamente en su totalidad por qué se dispararon los ingresos públicos populares el año que Rajoy llegó al Gobierno.

  2008 2009 2010 2011 2012
Total subvenciones (millones de €) 94,6 85 70,1 120 74,1
Subvenciones electorales 26,7 15,4 1,8 49,2 8,9
Otras subvenciones 67,9 69,6 68,2 70,7 65,2

Más cuotas y menos donativos

La otra principal fuente de ingresos recurrente de los partidos son las cuotas de afiliación y las donaciones de simpatizantes. Los distintos informes de fiscalización del TCu muestran cómo los recursos aportados por los afiliados han crecido de forma regular entre 2008 y 2012. Así, si al inicio de la crisis esta partida suponía 11,4 millones de euros, en 2012 se incrementó hasta los 12,5 millones. En este apartado también se toman en cuenta "las aportaciones que los cargos públicos hacen al partido según la obligación establecida reglamentariamente de contribuir con una parte de las retribuciones percibidas por el desempeño del cargo", advierten desde el tribunal. Estos ingresos fueron de más de 8,9 millones.

Mención aparte merecen las donaciones, toda vez que la Audiencia Nacional está investigando una posible trama de financiación irregular en este partido, a raíz del llamado caso Bárcenas. Lo auditado por los técnicos del TCu constatan unos ingresos procedentes de donantes de 733.996 euros en 2012. Un año antes (antes de las Elecciones) estas ayudas de particulares suponían más de 2,1 millones.

El Tribunal de Cuentas pone énfasis en el hecho de que el Partido Popular no facilitó una relación certificada "de las cuentas bancarias destinadas al ingreso exclusivo de donaciones, cuotas y aportaciones de afiliados adheridos y simpatizantes", tal como le requirió formalmente, si bien "presentó una relación que informa de las diferentes cuentas bancarias y su destino", añaden.