Entre flecos y volantes: así anda el baño veraniego de las féminas

  • "Le costará, pero en un par de años el bañador será el rey de la playa" asegura la estilista Marta De La Joya.
  • De momento el biquini sigue siendo el vencedor, y esta temporada la atención se centra en la parte de arriba gracias a los accesorios.
  • Los sujetadores son este años llamativamente anchos; las braguitas siguen bajas.
La actriz y cantante Hayden Panettiere
La actriz y cantante Hayden Panettiere
GTRES

Llegó la pesadilla, el lado complicado del verano: el momento traje de baño. O para ser más exactos: el del biquini, porque aunque el bañador sigue peleando para subir puestos, y ya no está tan relegado como hace unos años, el dos piezas se muestra invencible.

Eso sí: trae novedades. La parte de arriba es llamativamente más ancha y grande que años anteriores, el bandeau (o palabra de honor) y los sujetadores con imponentes 'cazuelas' se llevan el oro, y los volantes que estábamos acostumbrados a ver en las braguitas se han cambiado de sitio: ahora prefieren el sujetador.

Los flecos largos y con aire étnico (presente no sólo en ropa de baño también en el resto de prendas de la temporada) prefieren también las partes de arriba de biquinis y bañadores, una opción que da menos volumen que los volantes y por tanto más favorecedora para quienes de pecho no anden precisamente escasas.

"El neopreno en los biquinis es también otra línea novedosa de este verano" señala Maribel Lobato (de queguapa), algo que como ventaja tiene que siempre define más los cuerpos, pero como desventaja, una grande, y también obvia: no es el tejido más apropiado para las altas temperaturas del verano. Aunque si en el número uno de jerarquía están las ganas de presumir y moldear tipo, el neopreno es una alternativa interesante.

"El ideal en cuanto a biquinis de neopreno es el negro con los bordes en tonos flúor" recomienda Lobato, que señala la cantidad de modelos que hay en todo tipo de tiendas. "Hasta las más asequibles los tienen, y cuando están en ellas es que se llevan y mucho".

En cuanto al tono flúor en el resto de prendas, la opinión de Marta De la Joya es tajante: "Los tonos flúor parece que han llegado a su fin. Los reyes indiscutibles son el blanco y el negro y como novedad: azul klein y rojo":

Si de dar volumen se trata...

Los flecos y volantes tanto en bañador como en biquini marcan la moda de este verano, eso lo dejan claro tanto Lobato como Vanessa de Los Ríos y Marta de La Joya, pero también avisan: hay que tener en cuenta que aportan volumen, por lo que si se quiere disimular la zona no será la mejor manera de hacerlo. Al menos no con los volantes, que al abrirse aportan bastante amplitud. Para quienes tengan poca delantera y quieran ganar (al menos ópticamente) volumen serán los volantes la opción perfecta.

La armonía es para las estilistas la clave, si se es estrecho arriba y ancho abajo para compensar habrá que lograr volumen en la parte superior: en este caso para ir a la moda lo mejor será recurrir a volantes y flecos.

Si es al revés el tipo, mucho pecho y poca cadera, cambio de modelo: adiós volantes en el sujetador.  "Siempre que se quiera aportar volumen a una zona debe recurrirse a accesorios. Si es en la parte de abajo, porque tenemos poca cadera o poco trasero, buscaremos braguitas que tengan lazos o volantes, cualquier detalle que cambie la impresión óptica".

La estilista Vanessa de los Ríos defiende los flecos incluso para mujeres con mucho pecho: "Los flecos pueden quedar bien a todas. Mi opción favorita: bañador con escote en uve y flecos en la parte superior". El bañador es el que más favorece, y De la Joya cree que es cuestión de tiempo que le gane la batalla al dos piezas: "Al tratarse de una sola pieza estiliza y alarga la figura. Le costará, pero en un par de años el bañador se convertirá en la estrella de la playa".

Si de disimular va el asunto...

Los años 50, inspiradores de esa parte de arriba anchas y con grandes cazuelas, no están tan presentes en las partes inferiores, que se quedan bastante abajo, a la altura de la cadera. Hay algunos modelos de braga alta muy de los 50 pero no son ni mucho menos mayoría.

Lo que sí parece que ha quedado claro es que el adiós al triangulito arriba es casi total, al menos en cuestión de tendencia.

No obstante: "No son tendencia, pero los triángulos favorecen mucho a las delgadas" comenta De Los Ríos, en lo que coincide Lobato: "Si tienes poco pecho, triángulo, aunque si quieres ir a la moda, mejor con copa de relleno que se llevan bastante más". Vuelta a la compensación: se trata de dar amplitud a las partes que menos la tienen de manera que así se compensen unas zonas con otras.

Donde sí parece que los 50 ayudan a disimular es en la zona de las caderas, eso sí, en versión bañador: "Con cintura alta, tiro bajo, y que no marque mucho la cadera. La misma versión en biquini y atado al cuello, que recoge muy bien el pecho", recomienda Lobato, para quien las braguitas, aunque en este caso el diminutivo sobra, retro: alta, estilizan y disimulan las caderas anchas.

Como en todo, hay diferencia de criterios, para De Los Ríos, lo mejor si se quiere disimular cadera es optar por la braguita de toda la vida con lazo, para que no se ajuste en exceso y tampoco quede demasiado holgado.

Para chicas muy delgadas De La Joya lanza una opción menos convencional: "El trikini, teniendo mucho cuidado en no caer en la vulgaridad, puede ser una pieza de lo más favorecedera para chicas delgaditas al crear impresión de curvas".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento