Cartagena
Vista general de Cartagena con su puerto y bahía. Turismo de Cartagena

Esta ciudad murciana fue la Cartago Spartaria bizantina, la Carthago Nova romana, la Qart Hadasht cartaginesa y la Mastia ibérica o tartésica. Aunque fue el general cartaginés Asdrúbal el Bello quien fundó la ciudad en el año 227 antes de Cristo, en verdad acumula 3.000 años de historia. Y aunque harían falta muchos días para conocerla en profundidad, una visita rápida puede aprovecharse muy bien si tenemos en cuenta cuáles son los imprescindibles de Cartagena.

Museo del Teatro Romano
Aquí esperan los vestigios más llamativos de Carthago Nova. Comenzó a construirse a finales del siglo I antes de Cristo. Formando un conjunto único con el teatro, se encuentran los restos de la catedral antigua de Santa María de Gracia.

Centro de Interpretación de la Muralla Púnica
Aquí se contemplan los restos de la cerca pétrea que defendía la ciudad cartaginesa. Se trata de un edificio de cristal y hormigón de líneas sugerentes diseñado por los arquitectos Alberto Ibero y José Manuel Chacón.

El ascensor al Castillo de la Concepción es ya un icono de la arquitectura actualBarrio del Foro Romano
Es un proyecto de excavación, conservación y puesta en valor del sector meridional del parque arqueológico, que comprende el área existente entre un edificio destinado a la celebración de banquetes religiosos y un complejo termal con una plaza porticada hasta el foro colonial.

Casa de la Fortuna
Se trata de una vivienda de una familia acomodada de la época y el Augusteum, edificio de carácter religioso donde se reunían los sacerdotes encargados del culto al emperador Octavio Augusto, que era dios.

Museo Arqueológico Municipal
Se sitúa sobre una necrópolis tardorromana, de finales del siglo IV. Además del propio cementerio, merece especial atención la colección de epigrafía funeraria, una de las mejores de España. También tiene mucho interés la sección de minería romana.

Cartagena modernista
En la reconstrucción de buena parte de la ciudad tras las bombas que siguieron a la creación del cantón de Cartagena (1873-1874), la burguesía local levantó espléndidos palacetes. El arquitecto del momento fue Víctor Beltrí, quien firmó la Casa Cervantes (1900), la Casa Zapata (1906), la Casa Dorda (1908), el Gran Hotel (con Tomás Rico, 1916) y, sobre todo, el preciosista Palacio Aguirre (1901).

La importancia de las minas se explica en el Centro de la Mina Las MatildesCastillo de la Concepción
La torre del homenaje y las estancias construidas entre finales del siglo XVII y principios del XVIII acogen el Centro de Interpretación de la Historia de Cartagena. El castillo es el punto más elevado del casco antiguo y un balcón imprescindible a la ciudad. Existe un espectacular ascensor-pasarela que salva el desnivel de 45 metros existente desde la calle Gisbert. Este ascensor es ya todo un icono de la arquitectura española actual.

Refugio-Museo de la Guerra Civil
Se pueden ver las galerías que fueron excavadas en el interior del cerro de la Concepción para cobijar a la población durante los bombardeos. En este espacio, los visitantes reviven la devastación de los ataques aéreos sobre Cartagena, uno de los objetivos preferentes de la aviación franquista por ser base de gran parte de la flota republicana.

Centro de Interpretación de la Mina Las Matildes
Las minas dieron vida a la comarca durante el último tercio del siglo XIX y buena parte del XX. Es lo que explica este “museo”, situado en Beal, a 16 km de Cartagena. Hay una amplia oferta de itinerarios y visitas guiadas, que permiten descubrir terreras de colores imposibles, grandes cortas mineras y múltiples elementos de arqueología industrial: castilletes, chimeneas, hornos, lavaderos...

Fuente: Guía Repsol. Rutas, mapas, restaurantes … ¡Planifica con nosotros tu viaje!