Matrimonios exprés: de las 55 horas de Britney, a los 6 meses de Pamela Anderson

  • Celebridades del mundo de la música y la interpretación son los protagonistas de algunos de los matrimonios más fugaces de la historia.
  • Britney Spears fue señora de Alexander durante solo 55 horas, y en seis meses Pamela Anderson se ha casado y ha pedido el divorcio de Rick Salomon.
Algunos de los matrimonios más cortos de la historia: Kim Kardashian y Kris Humpries, Arancha Sánchez Vicario y Joan Vehils, Pamela Anderson y Rick Salomon, Michael Jackson y Lisa Marie Presley, Nick Cage y Lisa Marie Presley, Pamela Anderson y Kid Rock (de izda. a dcha. y de arriba abajo).
Algunos de los matrimonios más cortos de la historia: Kim Kardashian y Kris Humpries, Arancha Sánchez Vicario y Joan Vehils, Pamela Anderson y Rick Salomon, Michael Jackson y Lisa Marie Presley, Nick Cage y Lisa Marie Presley, Pamela Anderson y Kid Rock (de izda. a dcha. y de arriba abajo).
GTres / Archivo

Visto y no visto. Apenas seis meses después de dar el 'sí, quiero' por segunda vez a Rick Salomon, Pamela Anderson  ha decidido poner fin a su relación, según ha divulgado esta semana la revista People, que recuerda que el primer matrimonio entre la actriz y el productor fue aún más corto: cinco meses. Sin embargo, este no es el casamiento más breve de una celebrity, ni siquiera el de la propia Anderson, que en 2006 se casó en un yate con el cantante Kid Rock para presentar los papeles de divorcio 122 días después.

Meses, días e, incluso, horas. Esa es la duración de algunos de estos matrimonios exprés a los que los famosos son especialmente proclives. En lo alto de ese ranking de fugacidad, figura Britney Spears, cuya boda en Las Vegas con su amigo de la infancia Jason Alexander fue anulada a las 55 horas de que se produjera (los contrayentes declararon que se habían dejado llevar por el frenesí de la llamada 'ciudad del pecado').

La rapidez también caracterizó en el pasado la vida amorosa de Cher, que en algo más de dos semanas firmó su divoció con Sonny Bono, pasó por la vicaría del brazo del artista Gregg Allman y solicitó otro divorcio, esta vez de Allman, con quien solo estuvo casada 9 días.

Menos de un mes (18 días) es lo que le duró a la cantante Sinead O'Connor su matrimonio con Barry Herridge, al parecer por las intromisiones de la familia de él. Y 72 días, el tiempo en el que Kim Kardashian fue esposa del deportista Kris Humpries (dejó de serlo, al parecer, por desacuerdos sobre su lugar de residencia).

Pero son las "diferencias irreconciliables" a las que aluden la mayor parte de las celebridades a la hora de explicar los motivos de sus divorcios apresurados. Eso alegó Lisa Marie Presley, la única hija de Elvis Presley, cuando en 1996 solicitó el divorcio de Michael Jackson (ambos se habían casado un año antes). O cuando se separó de Nicolas Cage tras 107 días de, suponemos, desavenencias.

Drew Barrymore (19 días de casada con Jeremy Thomas y 163 con Tom Green), Jennifer Lopez y Cris Judd (218) o Renée Zellweger y Kenny Chesney (225) son otros de los que no han logrado celebrar ni un solo aniversario de boda, como tampoco lo consiguieron Bradley Cooper y Jennifer Esposito (4 meses), Charlie Sheen y Donna Peel (también cuatro meses) o Elisabeth Moss y Fred Armisen (10 meses). Y es que, como dijo Cher en su día, "cuanto antes se admitan los errores, mejor".

Las uniones españolas, más duraderas

La fugacidad matrimonial también ha afectado a algunas parejas españolas, si bien la mayoría supera el año. La excepción es Arancha Sánchez Vicario, que se divorció del periodista Joan Vehils 10 meses después de pasar por el altar; Patricia Conde y Carlos Seguí permanecieron casadados solo un año y medio, y Chabeli Iglesias y Ricardo Bofill, dos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento