El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha insistido en que "ninguno" de los presos del colectivo EPPK ha optado "por la vía de los beneficios individuales", por lo que cree que "no están por la labor" de alcanzar la reinserción sino que están en "otras estrategias", y ha manifestado su convicción de que ETA les "impide solicitarlos libremente".

En rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, su portavoz, Josu Erkoreka, ha considerado "innecesario insistir, una vez más" en la posición del Gobierno central respecto a la política penitenciaria. "Lo hemos dicho tantas veces, con tanta claridad y por parte de tantos portavoces, que me parece innecesario volver a repetirlo", ha apuntado.

Respecto a la actitud mantenida por el colectivo de presos de ETA, ha reiterado que "la verdad de los hechos" es que los reclusos del EPPK "no han optado por la vía de los beneficios individuales, ni tan siquiera por la de los permisos ordinarios que ofrece la legislación penitenciaria y pone a disposición de todos los reclusos".

"Independientemente de las declaraciones contundentes, rotundas, altisonantes que se pueden hacer en relación con esta cuestión, que hemos visto que algunas se han hecho durante este fin de semana, ésta es la realidad constatable en este momento, que ninguno de ellos ha optado por estas vías", ha señalado.

Según ha explicado, la Mesa del juez de vigilancia penitenciaria de la Audiencia Nacional "no tiene ninguna solicitud" y ha recordado el caso de Asier Arronategi —que formalizó ante notario su arrepentimiento, desmarque de ETA y petición de perdón a las víctimas— para señalar que se trata de "un modelo que pueden seguir otros muchos presos"

"otras estrategias"

Por ello, ha subrayado que "los cauces están previstos en el ordenamiento jurídico, son utilizables y están siendo utilizados con éxito por más de un preso", lo que cree que "quien no hace uso de estos mecanismos, lógicamente no está por la labor de alcanzar estos objetivos sino que están en otras estrategias".

Erkoreka ha recordado, en este sentido, que los presos del IRA, "incluso antes de suscribir el acuerdo Stormont", se acogieron a permisos ordinarios, "como cualquier otro preso". Son medidas que, según ha dicho, en ese momento "se utilizaron para hacer efectiva su resocialización".

Por ello, el portavoz del Ejecutivo autónomo se ha manifestado convencido de que los presos de la banda armada "sufren una doble condena", la primera de ellas, impuesta por los jueces, y la segunda "impuesta por la propia ETA, que les impide solicitar libre e individualmente los beneficios penitenciarios a los que tienen derecho".

"El Gobierno vasco apoya un compromiso serio por la resocialización y por el cumplimiento de los requisitos establecidos por la legislación penitenciaria que hagan posible, de manera individualizada y en el ejercicio de la libertad de cada preso, el acceso a los beneficios penitenciarios y también a la libertad provisional", ha defendido.

Por ultimo, ha recordado que desde el Ejecutivo vasco se ha criticado la actitud del Gobierno central "en numerosas ocasiones", expresando "hasta la saciedad" cuales son las modificaciones que deberían producirse para que la actual política penitenciaria "se adaptara más adecuadamente al tiempo actual", ya que "las medidas de excepción, si alguna vez tuvieron sentido, desde luego en este momento no lo tienen".

Consulta aquí más noticias de Álava.