José Luis Baltar Pumar
El expresidente de la Diputación provincial de Ourense, José Luis Baltar Pumar, atiende a la prensa momentos antes de entrar en los juzgados de Lugo. EFE/Eliseo Trigo

El expresidente de la Diputación de Ourense José Luis Baltar Pumar negó este lunes ante la instructora de la operación Pokemon que hubiese percibido cantidad alguna del grupo Vendex para la campaña de las municipales de 2011 y dijo a la jueza que no tenía "ninguna relación" ni con el delegado de esa empresa en Galicia ni con el responsable de la misma en la provincia.

La declaración de José Luis Baltar ante la jueza instructora de la operación Pokemon, Pilar de Lara, fue muy corta, dado que comenzó sobre las diez y media de la mañana y alrededor de las once, el expresidente de la Diputación de Ourense ya estaba a las puertas de los juzgados de Lugo respondiendo a las preguntas de los medios de comunicación.

"Siempre dije, desde el primer momento, que no tenía nada que ver. Respondí a todas las preguntas que me hizo la señora jueza y, como veis, tampoco fue tan largo el interrogatorio", dijo Baltar Pumar. En la misma línea, el expresidente de la Diputación de Ourense reconoció que salió "muy satisfecho" de su comparecencia ante la jueza instructora.

"No sé quién es Adrián Cordero"

Con respecto al motivo por el que fue imputado, la supuesta entrega de seis mil euros que le habría hecho el delegado del grupo Vendex en Galicia para la campaña de las municipales de 2011, Baltar dijo que "por supuesto que no" cogió ese dinero.

"Lo dije desde el primer momento. Además, si los hubiese cogido me acordaría. De eso no me olvido yo", insistió Baltar Pumar, quien también sostuvo que no tiene "ninguna" relación con el delegado de la empresa Vendex en Ourense, Adrián Cordero, imputado en la causa que investiga una trama de corruptelas en las contratas públicas, con el Grupo Vendex en el epicentro de la red.

De hecho, afirmó que si lo viese por Ourense o si alguien se lo señalase, seguramente lo identificaría como vecino de la ciudad pero "saber que es el señor Adrián Cordero, ni idea. Ni idea, porque no sé quién es, y menos José María Tutor -delegado de Vendex en Galicia- o Gervasio -Rolando Rodríguez Acosta", propietario de la empresa. "No los conozco absolutamente de nada y nunca hablé con ellos".

"Cada uno quiere mandar en lo suyo"

Además, recordó que en aquel momento, ya no era presidente del Partido Popular de Ourense, porque había dejado el cargo en el congreso de enero de 2010 y "estos hechos se refieren a 2011". Preguntado por si seguía en aquel momento gobernando el partido en la sombra, a través de su hijo, Manuel Baltar, recordó que "eso también lo dicen ahora, pero no es cierto. Cada uno quiere mandar en lo suyo".

En todo caso, el expresidente de la Diputación quiso dejar fuera a Baltar Blanco "de este tema". "No quiero que participe absolutamente para nada. Le dije desde el primer momento que no se pillara ni un solo dedo por mí. Que yo me defendía solo y que no necesitaba el apoyo absolutamente de nadie, porque tengo la conciencia tranquila", dijo Baltar Pumar.

Tengo que hacer una lista para tomar cafés, porque si no cada día tendría que tomar trescientos"Paseo por Ourense y nunca tuve un incidente. Nadie me abochornó, ni me insultó, ni me llamó la atención, ni me dijo absolutamente nada. Para llegar de un sitio a otro echo media mañana, porque me tengo que parar con todo el mundo. Tengo que hacer una lista para tomar cafés, porque si no cada día tendría que tomar trescientos. Creo que voy en el mes de septiembre u octubre dando citas para tomar café", insistió.

Baltar respondió con ironía a la pregunta sobre la acumulación de causas judiciales en los últimos días, después de que la semana pasada se sentase en el banquillo de los acusados para responder por la supuesta contratación irregular de 104 personas en la institución que gobernó hasta principios de 2012, la Diputación Provincial de Ourense.

"Ahora llevo mucho tiempo descansando como jubilado, que no hago nada. Me vino una semana de trabajo la semana pasada. Descansé como los buenos obreros sábado y domingo. Hoy vuelvo a empezar y si hay que seguir trabajando toda la semana, sin problema ninguno", añadió. De hecho, Baltar afirmó que todavía se encuentra "con fuerzas". "Yo me fui porque me dio la gana. Me fui porque quise", insistió.

Consulta aquí más noticias de Lugo.