El Principado de Asturias asume la tutela de un niño de 10 años que pesaba 100 kilos por "alimentación excesiva"

  • El niño se encuentra interno en un centro dependiente de la Consejería.
  • Los servicios sociales intentan enseñar a sus abuelos la importancia de una buena alimentación.
  • Desde que los abuelos no se encargan de su alimentación ha adelgazado 20 kilos.

Los servicios sociales del Principado de Asturias han asumido temporalmente la tutela de un niño de diez años, que vivía con sus abuelos y que llegó a pesar unos cien kilos por una alimentación excesiva e inadecuada que le estaba acarreando problemas de salud.

Según fuentes de la Consejería de Bienestar Social, la medida se adoptó hace unos diez meses y en ese periodo el niño ha bajado ya unos 20 kilos de peso.

En este tiempo, los servicios sociales están trabajando también con los abuelos del niño para hacerles ver el problema que supone el exceso de peso y conseguir que adquieran hábitos alimenticios sanos que permitan la vuelta al hogar de su nieto.

Alarma del colegio

La voz de alarma de la situación del menor fue lanzada desde el colegio en el que estudia este niño, que no padece ningún transtorno de origen endocrino, por lo que su obesidad estaba originada exclusivamente por un exceso de alimentación.

El menor presentaba:

  • Síntomas de cansancio.
  • Dificultades físicas para cualquier tipo de ejercicio por el exceso de peso.

No obstante, estos síntomas se están corrigiendo en los últimos meses.

El niño, que se encontraba en régimen de acogimiento familiar con sus abuelos maternos, está de momento internado en un centro para menores dependiente de la Consejería.

Visitado por sus abuelos

El menor, del que no se ha facilitado ni nombre ni lugar de residencia para salvaguardar su intimidad, sigue asistiendo a clase al mismo colegio y es visitado con asiduidad por sus abuelos.

La retirada de la guarda, según fuentes de la Consejería, se mantendrá:

  • Hasta que el niño se encuentre en un peso adecuado.
  • Hasta que los abuelos sean conscientes de la importancia de mantener una alimentación adecuada.

La decisión de retirar la tutela a los abuelos se acordó después de que los servicios sociales les hubiesen advertido de que lo harían, si no cambiaban las pautas de alimentación.

Este caso es similar a el de Connor, un niño inglés que con 11 años pesaba 89 kilos. Su madre, una mujer de 35 años, madre soltera de dos niños y con problemas de depresión, logró finalmente mantener la custodia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento