Los Servicios de Consumo de la Consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales de la Junta de Andalucía van a "intensificar" el control en la información en la compraventa y arrendamiento de viviendas a través de promotoras y entidades financieras con una nueva campaña de inspección para este año en la que se realizarán 246 controles, tras detectar un 62 por ciento de incumplimientos.

"La Secretaría General de Consumo da así continuidad a una iniciativa que arranca en 2006 y en la que siempre se ha detectado un alto índice de incumplimientos", ha destacado la Junta en un comunicado.

De hecho, en la última de 2013, se estudiaron un total de 330 entidades financieras, empresas y gestores inmobiliarios, promotoras y constructoras de toda Andalucía y se levantaron un total de 204 actas positivas, lo que supone que el 62 por ciento cometió alguna irregularidad, que han acabado, hasta la fecha, en un total de 55 expedientes sancionadores por una cuantía de 156.112 euros.

Entre los datos más llamativos de la campaña del pasado año, ha resaltado que de las 108 promociones vinculadas a las entidades financieras investigadas, un 82 por ciento incumplía algún aspecto de la normativa. A la vista de este resultado, y dado que las mayores bolsas de oferta de viviendas las gestionan estas entidades, para este nuevo plan de 2014 se ha marcado como objetivo "preferente" que, tanto en el caso de vivienda nueva como de segunda mano, "entre el 70 y el 80 por ciento de las inspecciones se centren en el sector bancario".

Otro aspecto que la Junta ha señalado de esta campaña es que el 50 por ciento de las promociones donde se recogieron cantidades a cuenta, éstas no estaban avaladas o aseguradas individualmente, aunque se advierte una tendencia decreciente respecto a ejercicios anteriores.

El mayor nivel de incumplimientos,

En el mercado del alquiler

El mayor índice de irregularidades se ha detectado en las promociones en proyecto o en construcción (70%), seguida de las viviendas en alquiler construidas en segunda transmisión y posteriores (63%), y primera transmisión (56%). Sin embargo, el mayor nivel de incumplimientos está en el mercado del alquiler, con un 77 por ciento de irregularidades.

El nuevo plan de inspección está dirigido a entidades financieras, empresas y gestores inmobiliarios, promotoras y constructoras, en la venta, promoción y publicidad en el arrendamiento y compraventa de viviendas, independientemente de que éstas se encuentren en proyecto, en construcción o ya construidas. En el caso de las que se encuentran en proyecto o construcción se controlarán fundamentalmente viviendas de protección oficial (VPO).

Los objetivos son conocer el grado de cumplimiento de las preceptivas autorizaciones y control de documentos administrativos, en qué grado se está cumpliendo la normativa en cuanto a la información a la persona consumidora, o comprobar que el contenido de los contratos de compraventa firmados se ajusta a las exigencias de la normativa y no contienen cláusulas abusivas, que en el caso de realizar la inspección de viviendas en proyecto o en construcción, existen avales individuales tanto en VPO como en vivienda libre, y que se cumplen los requisitos establecidos por la normativa en materia de eficiencia energética. También se examinarán folletos publicitarios y anuncios en prensa.

La campaña se desarrollará hasta el próximo 15 de noviembre y de las 246 inspecciones programadas, 52 de ellas se realizarán en la provincia de Sevilla, 39, en Málaga; 38, en Granada; 31, en Jaén; 27, en Cádiz y Córdoba; y 16, en Almería y Huelva.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.