La conselleira do Medio Rural e do Mar, Rosa Quintana, ha explicado que este año se reforzarán las brigadas de investigación para supervisar la limpieza de las parcelas con el fin de prevenir los incendios forestales y ha asegurado que, en el caso de no cumplir con las obligaciones en zonas de especial riesgo, los dueños podrán ser sancionados.

De ello ha informado en una entrevista concedida a la Radio Galega, en la que ha destacado que su departamento firmó un convenio con la Federación Galega de Municipios e Provincias (FEGAMP) para redactar una ordenanza municipal que fije las mismas normas para todos los ayuntamientos en esta cuestión.

En su intervención, la conselleira ha confirmado que todos los años se están tramitando "expedientes sancionadores" a titulares de propiedades que no cumplen con las obligaciones para evitar la propagación de las llamas.

Asimismo, respecto al dispositivo, Rosa Quintana ha indicado que las brigadas municipales se están poniendo "en marcha progresivamente" en los diferentes ayuntamientos y que cada uno de ellos está haciendo públicas las listas para contratar personal.

La titular do Medio Rural ha recordado que este modelo de convenios "funcionó bien" el año pasado. Con todo, ha deseado que este año los trabajadores "tengan mucho más tiempo para dedicarse a hacer limpiezas en los términos municipales y no tanto "apagando fuegos".

Estructura agraria de galicia

Por otra parte, tras admitir que aún queda "mucho pendiente" para completar la concentración parcelaria en Galicia, Rosa Quintana ha asegurado que futura norma de mejora de la estructura agraria de Galicia

busca "un nuevo concepto de movilización parcelaria".

"Asisto con estupor a muchas zonas en donde se hizo la concentración parcelaria en las que la administración, con dinero de todos los gallegos, invirtió mucho y hoy están prácticamente abandonadas las tierras que deberían estar produciendo", ha lamentado.

En esta línea, ha apuntado que el objetivo de esta futura ley es "primero, la motivación de los ciudadanos a la hora de poner a producir las tierras"; y, segundo, "agruparlas, reestructurarlas de tal manera que ya no se busque solo la extensión territorial, sino que cada ciudadano pueda tener pues parcelas que pueda dedicar a diferentes actividades". "Y, por supuesto, acortar plazos", ha añadido.

Todos estos objetivos "garantizando toda la propiedad y la seguridad jurídica", ha destacado la consellería do Medio Rural e do Mar.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.