El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha deseado a los pamploneses que en estos nueve días de fiestas "se olviden de todo lo negativo" y ha añadido que, aún "sabiendo que hay problemas y dificultades, muchas familias intenten sumarse a la fiesta olvidando esas dificultades".

En los primeros minutos de los Sanfermines, Maya ha deseado que "todo vaya bien" estas fiestas y ha pedido que "nosotros, como corporación, nos olvidemos también de las discusiones, de los problemas, que seamos esa piña que somos más de lo que parece muchas veces y que hay momentos muy bonitos". "Cuando las cosas acaban bien nos fundimos muchas veces en un abrazo porque todos queremos lo mismo; tenemos que ser ejemplo de convivencia para todos", ha dicho.

En declaraciones a Europa Press, la portavoz de NaBai en el Consistorio pamplonés, Uxue Barkos, ha esperado que las fiestas sean "un periodo de tregua para lo difícil que está siendo la situación" y ha deseado que "sean unas fiestas igualitarias para todos, de blanco y rojo para todos y ojalá puedan mitigar en algo los malos ratos de tantas personas en esta sociedad".

La concejal, que los días 8, 9 y 10 viajará a Madrid para atender su labor de diputada, ha abogado por el "respeto" en las fiestas, "respetar sin imposiciones y respetar permitiendo que todos los pamploneses podamos exponer todas nuestras formas de ver la vida, nuestros símbolos, siempre desde el deseo de convivencia y alegría".

Por su parte, el socialista Eduardo Vall ha esperado que los Sanfermines transcurran "con normalidad" y se "disfruten a tope". "Que la gente se lo pase muy bien, muy bien, porque la fiesta es para vivirla", ha dicho, para añadir que "no hay que olvidarse de que hay gente que lo está pasando mal, pero que ellas también en la medida en que puedan que lo pasen bien y le den un poco la espalda a la crisis".

Vall ha señalado que él este año vivirá la fiesta "con un poco más tranquilidad que el año pasado, en el que con el tema de ser el responsable de lanzar el chupinazo lo viví con más intensidad en lo personal".

"carácter popular"

La portavoz de Bildu, Eva Aranguren, ha deseado a los pamploneses que "disfruten" de los Sanfermines y ha tenido "un especial recuerdo para las personas que pasan especiales dificultades económicas". Ha reivindicado, además, el "carácter popular" de la fiesta.

Ha defendido que Pamplona es una "ciudad muy plural" y "esa pluralidad es una riqueza de la ciudad, está trabajando en forma de colectivos para ir cambiando dinámicas, actitudes... y nos alegramos de ello". Ha criticado "actitudes como las de UPN al rechazar esa pluralidad" y ha abogado por "cambios profundos en la forma de gobernar".

El concejal de Aralar, Aritz Romeo, ha deseado a todos los pamploneses que disfruten "de las mejores fiestas del mundo" y de esta ciudad, que "además de las fiestas tiene muchos atractivos culturales y es una ciudad en la que todos podemos convivir desde la pluralidad y en libertad".

Además, el concejal ha afirmado que vivirá las fiestas "intensamente, con la familia y los amigos" y que "intentará estar en todas partes y aguantar día a día durante los nueve días de fiesta".

"gozo y paz"

Por su parte, el edil del PPN José María Núñez ha afirmado que desea que sean unas fiestas de "gozo y paz". Además, ha indicado que "hemos pasado un año de sufrimiento tremendo" porque "hemos tenido que sobrevivir nuevamente a la crisis", por lo que ha apuntado que las fiestas son una buena ocasión para "coger fuerzas" y poder "aguantar otro año más la crisis".

También ha expuesto que "disfrutará con mucha ilusión" durante estos días y que afronta los Sanfermines con ganas de "pasarlo bien, de ayudar y de servicio público".

Por su parte, la concejal de Izquierda-Ezkerra, Edurne Eguino, ha deseado "mucha paz, convivencia, respeto y alegría" en estas fiestas. "El tema de la convivencia en una sociedad tan confrontada como ésta por las identidades es una asignatura pendiente que nunca aprobamos", ha sostenido, por eso ha afirmado que "espera que la responsabilidad que falta para avanzar en ese tema político la tenga la gente en la calle".

Tras pedir que se disfrute de la fiesta "con respeto", Eguino ha afirmado que el día que más le gusta es el 6 porque es un día "que nos mueve el corazón y que nos pone nerviosos".

Consulta aquí más noticias de Navarra.