Miles de personas han participado este domingo en el parque de Fuentes Blancas de Burgos en las celebraciones del Día del Burgalés Ausente, con el que se pone fin a las Fiestas de San Pedro y San Pablo.

El alcalde, Javier Lacalle, ha destacado la "importancia" de este día para la ciudad y ha hecho un balance "positivo" de la semana festiva, pese al incidente registrado durante la Muestra Internacional de Fuegos Artificiales, que causó quemaduras a 24 personas.

"Han sido las fiestas de la participación", ha aseverado Lacalle en declaraciones recogidas por Europa Press, antes de agradecer a los burgaleses su contribución al desarrollo de la programación festiva.

Las celebraciones comenzaron a primera hora de la mañana con la instalación en el parque de las peñas, asociaciones, casas regionales y sociedades gastronómicas, que a lo largo del día han ofrecido productos típicos, como morcilla y chorizo, a las personas congregadas en el lugar.

A las 11.00 horas, el alcalde ha presidido los actos de la 'Operación Añoranza', a través de la que dieciséis burgaleses o descendientes de burgaleses, residentes en países como Argentina, Cuba y Paraguay, han vuelto a ciudad para recordar sus orígenes y tradiciones.

Alrededor de las 12.00 horas, se ha celebrado en el bosque de Fuentes Blancas una Misa de campaña ante la Virgen del Álamo, en la que han participado autoridades locales y provinciales, así como representantes de las fiestas y numerosas personas desplazadas hasta este enclave.

Las celebraciones se han cerrado con el ya tradicional Concurso del Buen Yantar, en el que han participado agrupaciones y casas regionales en sus modalidades de plato libre y obligatorio, cuyo ingrediente principal debía ser este año el cangrejo de río.

Consulta aquí más noticias de Burgos.