El PPCV presentará en todos los ayuntamientos de la Comunitat Valenciana una moción de rechazo a "las injerencias de Cataluña en la autonomía y señas de identidad del pueblo valenciano" y para exigir al nacionalismo catalán "respeto hacia los valencianos", su historia y tradiciones.

Así lo ha anunciado este domingo la coordinadora general de los 'populares' valencianos, Isabel Bonig, que ha explicado que esta moción va contra "las intromisiones del nacionalismo catalán" en materia territorial, cultural, lingüística y patrimonial, que afectan directamente a lo dispuesto en el Estatuto de Autonomía de la Comunitat Valenciana.

Con esta iniciativa se pretende defender "la realidad estatutaria y las señas de identidad que nos definen como pueblo" y exigir el fin de "las injerencias del nacionalismo catalán en connivencia con sus instituciones en cuestiones como la integridad territorial de la Comunitat Valenciana, su denominación oficial o la identidad cultural y lingüística diferenciada del pueblo valenciano consagrada en la Constitución Española".

Bonig ha expresado su "absoluto convencimiento de que muchos alcaldes y concejales socialistas están en contra de estas actitudes prepotentes, intolerantes y de desprecio absoluto hacia los valencianos". Por ello, pide que los gobiernos municipales socialistas apoyen esta moción y le transmitan así a su secretario general, Ximo Puig, "que apoyan a los valencianos y no la anexión de la Comunitat Valenciana por parte de Cataluña".

"No existe un solo motivo para que el Partido Socialista en bloque no apoye esta iniciativa que, por encima de consideraciones partidistas, únicamente exige respeto al pueblo valenciano y a sus instituciones de autogobierno, a no ser que Puig anteponga su interés personal y sus pactos ocultos con formaciones radicales que apoyan las tesis anexionistas e independentistas del nacionalismo catalán", ha agregado la coordinadora general. En ese caso, ha advertido, estará obligado a ofrecer explicaciones claras y convincentes".

"países imaginarios"

El texto de la moción recuerda en primer lugar que la Comunitat Valenciana es una nacionalidad histórica consagrada a lo largo de centenares de siglos de historia que ha ido forjando una identidad cultural y lingüística propia con un autogobierno que "ha sido fuente de constantes ataques e injerencias por parte de elementos del nacionalismo catalán, muchas veces sirviéndose de las propias instituciones catalanas y de sus presupuestos", que ahora "se han intensificado con la actual deriva separatista que está experimentando el actual Govern de Cataluña".

Pone como ejemplo actitudes como dirigirse a la Comunitat "con denominaciones que no son las oficiales" o "incluyéndola en países imaginarios que no se corresponden con la realidad" y censura que se promueva en la educación y en la política comunicativa de las administraciones catalanas "una apropiación y asimilación de los elementos culturales valencianos, de la lengua valenciana y su literatura o una tergiversación de la historia de la Comunitat", algo que "no contribuyen en absoluto al respeto institucional que debe existir entre dos comunidades vecinas".

"tergiversar nuestra realidad"

La moción del PP apunta que tampoco contribuye a ese respeto que desde las instituciones catalanas "se esté subvencionando con dinero público a asociaciones y organizaciones que, radicadas en Cataluña o en la Comunitat Valenciana, se dedican a atacar las señas de identidad valencianas y a tergiversar nuestra realidad histórica, así como a difundir el programa del nacionalismo catalán más radical en tierras valencianas".

Asimismo, considera "una descortesía institucional y un ataque al autogobierno de los valencianos que desde administraciones catalanas, ayuntamientos o el Parlament se esté indicando con iniciativas legislativas qué deben hacer los valencianos con su política lingüística y cultural".

"Al igual que Les Corts o los ayuntamientos de la Comunitat Valenciana no les ordenan a las instituciones catalanas qué es lo que deben hablar o cuál es su lengua, cómo organizar su política educativa, de comunicación o de relaciones exteriores, nosotros tan sólo pedimos el mismo trato por el otro lado", apunta el texto, que asegura reclamar "una cosa muy sencilla: respeto y que las instituciones catalanas se ciñan a su ámbito de actuación" para forjar una relación "cordial, respetuosa, de igual a igual y no de sumisión como se pretende".

Propuestas de acuerdo

El PPCV propone en la moción cuatro acuerdos, el primero de ellos de rechazo a las "injerencias que desde el Govern de la Generalitat de Cataluña, el Parlament catalán, ayuntamientos, consells comarcals y diversas asociaciones de Cataluña se realizan contra la autonomía valenciana", a lo que "se suma el menosprecio que de la forma más burda se promueve contra las señas de identidad valencianas".

También se propone instar al Gobierno catalán y las administraciones catalanas a respetar la autonomía y el Estatuto valenciano, poniendo fin "a todas aquellas iniciativas que impulsan para atacar la identidad histórica, cultural, lingüística y estatutaria de la Comunitat Valenciana, ya sea en la política educativa, comunicativa o de difusión cultural de Cataluña".

Pide también que se reclame a las administraciones catalanas que dejen de subvencionar y fomentar con fondos públicos a "asociaciones que, desde Cataluña o desde dentro de la Comunitat Valenciana se dedican a tergiversar sobremanera nuestra realidad histórica y estatutaria, contribuyendo con ello al agravio entre gobiernos autonómicos entre los que debe fluir buenas relaciones de vecindad".

Por último, solicita reclamar a las administraciones catalanas el fin de las "intromisiones legislativas, tales como mociones parlamentarias o municipales, en asuntos que afectan exclusivamente a la Comunitat Valenciana y sobre los que ellos no tienen voz ni autoridad de ningún tipo para indicar a la Generalitat Valenciana qué hacer".

Consulta aquí más noticias de Valencia.