La plataforma dispuesta por la Generalitat para atender a los contribuyentes en la Declaración de la Renta 2013 ha atendido entre el 12 de mayo y el 30 de junio a 10.500 valencianos y ha efectuado casi 9.500 declaraciones y revisiones de borradores.

Según ha informado el Ejecutivo valenciano en un comunicado, este servicio ha contado con 10 puntos de atención, ubicados en la sede de la Conselleria de Hacienda y Administración Pública, que han sido atendidos por personal especializado que ha utilizado el programa PADRE y los demás instrumentos diseñados para agilizar la confección de las declaraciones y borradores, asesorando al contribuyente sobre la mejor opción para presentar su declaración.

Su objetivo ha sido facilitar a los valencianos el cumplimiento de sus obligaciones tributarias en el marco de la colaboración con la Agencia Tributaria, que se mantiene desde hace 18 años.

En la Campaña de la Renta 2013 se han mantenido todos los beneficios fiscales aprobados en anteriores ejercicios por el Gobierno Valenciano (salvo la deducción por inversión en vivienda habitual con financiación ajena).

Así, se han aplicado hasta 23 deducciones autonómicas, entre ellas por adquisición y alquiler de vivienda, relacionadas con las familias con hijos y otras personas dependientes, por nacimiento o adopción de hijos, las de familia numerosa, por conciliación de la vida laboral y familiar de las madres trabajadoras con hijos pequeños, por gastos de guardería, por labores no remuneradas en el hogar o por ayudas de maternidad.

En conjunto, el impacto estimado de ahorro neto para los valencianos por las deducciones autonómicas en la declaración de la Renta 2013 es de 40,7 millones de euros, beneficiando a casi 241.000 contribuyentes valencianos. Se estima que cada valenciano se ahorra de media casi 170 euros por deducciones autonómicas, lo que supone más de un 8 por ciento de su cuota antes de deducciones.

Como novedad, este año se han incrementado las actuales deducciones autonómicas en el IRPF por familia numerosa, entre un 30% y un 50%, en función de su categoría (según el número de integrantes), lo que supone un ahorro de casi 1,3 millones de euros para estas unidades familiares.

A su vez, se introducido una nueva deducción por las cantidades destinadas a la adquisición de material escolar con un importe de 100 euros por cada hijo. Esta nueva deducción en el IRPF supone un ahorro estimado de alrededor de 3,3 millones de euros para 35.000 familias valencianas.

Consulta aquí más noticias de Valencia.