La Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Málaga ha detectado un aumento en abandonos de animales en la capital y sus instalaciones acogen ahora "alrededor de 800 animales en un refugio ideado para menos de 300". Desde la institución han indicado que la situación es "límite" y han pedido la implicación de las administraciones.

Este primer semestre, el centro ha cerrado con un total 1.000 animales recogidos y la salida de 787. En este sentido, la presidenta de la Sociedad Protectora, Carmen Manzano, ha destacado "la buena gestión realizada en materia de adopciones, tanto nacionales como internacionales".

Los 213 animales de diferencia entre los que entran y los que salen permanecen en el refugio en compañía de los que ya había, lo que ha provocado, según Manzano, "una masificación que provoca estrés y peleas".

Asimismo, la responsable de la Protectora ha añadido que "el gasto en medicinas y pienso, sumado a los gastos de mantenimiento hacen que la situación sea límite".

"La Administración es la que tiene que mover ficha y apoyarnos", ha asegurado, al tiempo que ha reclamado que "se impliquen de verdad en el tema de la esterilización, que se castigue el abandono y se persigan los criaderos ilegales que existen en Málaga, porque la protectora recoge cachorros de podenco continuamente en unas condiciones terribles".

Por otra parte, Manzano ha destacado que se han adoptado 462 perros y 161 gatos en adopciones nacionales, 68 perros y 10 gatos en adopciones internacionales, y se han devuelto a sus propietarios dos gatos y 75 perros gracias al chip.

Este centro también se encarga de gaviotas y otras aves heridas, a las que cura, anilla y pone en libertad. Recogen, asimismo, camaleones y después de desparasitarlos y examinarlos, se le busca un hábitat en los Montes de Málaga.

Consulta aquí más noticias de Málaga.