Seguridad Social
Colas ante una oficina de Tesorería de la Seguridad Social. EMMA FERRER

Los descuentos en las cotizaciones a la Seguridad Social aprobados por el Gobierno para la contratación indefinida de jóvenes menores de 25 años acogidos al plan de garantía juvenil podrán utilizarse en algunos casos para minorar las cuotas de otros trabajadores de la misma empresa.

Este supuesto aparece recogido en la exposición de motivos del real decreto-ley de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia aprobado el viernes por el Gobierno y que este sábado publica el BOE.

El Gobierno anunció el viernes que la contratación indefinida de jóvenes menores de 25 años no ocupados y acogidos al plan de garantía juvenil supondrá un descuento para las empresas en las cotizaciones que pagan a la Seguridad Social de 300 euros mensuales durante medio año.

Compatibilidad

El detalle del texto explica que "esta medida será compatible con el resto de incentivos, siempre que el importe mensual a cotizar por la empresa o el trabajador autónomo no sea negativo" y especifica que la ayuda puede combinarse con la tarifa plana.

Esta medida será compatible con resto de incentivos, siempre que el importe mensual a cotizar por la empresa o autónomo no sea negativo

"Cabe la posibilidad de que durante los primeros seis meses la empresa no tenga coste de cotización, e incluso si la aplicación de ambos incentivos comporta un excedente a favor de la empresa o autónomo que ha contratado, dicho excedente se podrá aplicar para reducir la cotización de otro trabajador".

En esa misma línea, la normativa señala que desde el 1 de agosto las prácticas académicas curriculares remuneradas de los estudiantes universitarios y de Formación Profesional Dual tendrán también una bonificación del 100% de las cuotas a la Seguridad Social.

La exposición de motivos añade que existe el "compromiso de avanzar en la articulación de los mecanismos que incentiven que las empresas realicen el contrato para la formación y el aprendizaje, a través de la compensación de los costes inherentes a la formación oficial, así como los derivados de la necesaria tutorización del trabajador".

De esta manera, "dado que el contrato para la formación cuenta ya con una potente reducción aplicable a la cotización del trabajador contratado (del 100%), estos nuevos incentivos por conceptos formativos se podrán aplicar para reducir, también, las cotizaciones de otros trabajadores que tenga contratados la empresa".