La Diputación de Badajoz acoge hasta el 30 de julio la exposición 'Exhumando fosas', dedicada a la memoria histórica

El presidente de la Diputación de Badajoz, Valentín Cortés, ha inaugurado este jueves la exposición "Exhumando fosas, recuperando dignidades", organizada por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMHEX), en colaboración con el Área de Cultura de la Institución Provincial.
Exposición 'Exhumando fosas' en la Diputación de Badajoz
Exposición 'Exhumando fosas' en la Diputación de Badajoz
EUROPA PRESS

El presidente de la Diputación de Badajoz, Valentín Cortés, ha inaugurado este jueves la exposición "Exhumando fosas, recuperando dignidades", organizada por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMHEX), en colaboración con el Área de Cultura de la Institución Provincial.

Valentín Cortés ha iniciado su intervención en la inauguración de la muestra, que podrá visitarse hasta el 30 de julio en la sala "Vaquero Poblador" de la institución provincial, citando unas palabras que la escritora extremeña Dulce Chacón pone en boca de una de las protagonistas de su novela "La voz dormida": "Yo perdono, pero no olvido... porque el olvido es una enfermedad y la persona que no tiene recuerdos no se tiene a sí misma".

"Efectivamente, todos tenemos derecho a mantener recuerdos. Más aún si se trata de nuestros seres queridos. La historia contemporánea de nuestro país ha tenido mucho de tragedia. Quizá la mayor de todas tuvo lugar bien entrado el siglo XX", ha señalado Cortés en referencia a la Guerra Civil.

Sus "terribles" consecuencias son conocidas por "todos", ha dicho, pero "es evidente que la dictadura franquista emprendió la recuperación de la memoria de aquellas víctimas que contribuyeron a la victoria de los vencedores en aquella contienda". Este era el objetivo, ha señalado, de la llamada Causa General, que dio "luz, a través de testimonios y documentos, al reconocimiento de cuantos, en frase más que repetida, dieron su vida por Dios y por España".

Esta muestra pretende "por injusto, no dejar de lado la memoria de los vencidos, muchos de ellos fusilados y enterrados apresuradamente en cunetas, antiguas minas o simplemente fosas comunes", señala la Diputación de Badajoz en una nota de prensa.

La Institución provincial señala que en los primeros años de la democracia en España "muchos" alcaldes democráticos "dignificaron esa memoria exhumando fosas y acondicionando espacios en los cementerios", entre los que ha citado el caso de Badajoz y de su alcalde Manuel Rojas.

Ley de la memoria

"Pero para ser justos, las iniciativas ciudadanas, canalizadas a través de colectivos como el de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, dieron un impulso definitivo a partir de los años 90, a la recuperación de restos humanos de aquellos que sufrieron la doble derrota de su vida y de su memoria", ha añadido.

La llamada Ley de la Memoria Histórica, que impulsó el anterior gobierno presidido por José Luis Rodríguez Zapatero, significó "un paso importante", si bien en comunidades como la extremeña y a través de convenios establecidos entre el gobierno regional, las diputaciones y la Universidad que "aún están vigentes", se dieran "pasos firmes en el trabajo de exhumación de restos, en la publicación de monografías y en la celebración de congresos sobre la II República, la represión franquista o el exilio".

Valentín Cortés ha manifestado que cree "en el deber democrático de restituir la memoria de aquellos que perdieron la vida o sufrieron penalidades sin cuento". "Es nuestro deber, desde luego. Pero para muchos, es un derecho", ha apostillado.

EXPOSICIÓN

La exposición propone el conocimiento, la reflexión y el debate en torno a la actual situación de la recuperación de la memoria histórica y los derechos de los familiares de las víctimas. Por ello, el presidente de ARMHEX, José Manuel Corbacho, ha acordado con el apoyo de la diputación provincial llevar a Badajoz la presente exposición itinerante.

Considera que la exposición, que ha sido promovida por su "asociación hermana", la estatal Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) y la Sociedad de Ciencias Aranzadi, se trata de la "más completa" que sobre esta temática que hay en España.

En Extremadura tuvieron lugar, señala la diputación pacense, algunos de los "episodios represivos más conocidos", siendo es comunidad "una de las que ostenta el desgraciado honor de contar con un alto número de desaparecidos y represaliados".

Según ARMHEX, aunque hay precedentes de "ciclos exhumadores espontáneos" durante la transición, las exhumaciones contemporáneas se distinguen por la presencia de equipos técnicos arqueológicos y forenses vinculados a protocolos globalizados de los derechos humanos; y por haberse desarrollado en la época de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

"A través de la muestra puede comprenderse de una forma didáctica lo que han sido los catorce años de este proceso: exhumaciones de fosas, su protocolo, trabajos en laboratorios forenses, reinhumaciones, actos conmemorativos y demás actividades de las asociaciones memorialistas", ha señalado Corbacho.

Los paneles de la exposición muestran cómo la arqueología "suministra datos de una contundencia irrebatible", que resultan "especialmente necesarios" cuando se trata de investigar "la represión de un régimen totalitario como el franquista: los documentos se pueden manipular, los recuerdos pueden distorsionarse, pero la materialidad de las fosas localizadas, así como los hechos violentos y represivos que delatan, constituyen un hecho en sí mismo incontestable".

Cuatro bloques temáticos

La exposición se vertebra en cuatro bloques temáticos: las personas, la fosa, el laboratorio y el homenaje. A través de una serie de lienzos impresos con fotografías de diferentes exhumaciones, la exposición presenta tanto la faceta científica como humana del proceso de exhumación, dedicando "una especial atención a las familias de las personas desaparecidas".

Al acto inaugural han asistido Libertad González y Conchita Viera, hijas de alcaldes republicanos de Zafra y Valencia de Alcántara, respectivamente, "ejecutados por la represión franquista y aún desaparecidos", al igual que Luis Plá, Antonio García Bravo, concejales de IU en el Ayuntamiento de Badajoz, diputados provinciales y ciudadanos "sensibilizados" con este proceso que Corbacho ha definido como científico, político y sentimental de "una historia que habla de sufrimiento, miedo y horror pero también de amor de quienes decidieron no olvidar".

La exposición se puede visitar de lunes a viernes de 10,00 a 14,00 horas, y de 17,30 a 20,00 horas, así como los sábados en horario de mañana.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento