Un tercio de los contribuyentes en el IRPF no se beneficiarán con la reforma fiscal del Gobierno

  • Los mayores ganadores de las rebajas tributarias se encuentran entre las rentas medias y bajas, sobre todo. Apenas un 3% de declarantes tendrá que pagar más.
  • Las simulaciones publicadas por la Fundación de Cajas de Ahorros estiman que el tipo medio efectivo de la renta se rebajará un 8,19% (del 14,7% al 13,5%).
  • El impacto recaudatorio negativo de la reforma del IRPF será de 5.400 millones de euros, si bien se reducirá a unos 1.400 millones por otros efectos.
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante la rueda de prensa de presentación de la reforma fiscal.
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante la rueda de prensa de presentación de la reforma fiscal.
EFE

Alrededor de un tercio de los contribuyentes no se verán beneficiados en su declaración de la renta tras la aplicación de la reforma fiscal presentada hace dos semanas por el Ministerio de Hacienda. Son cálculos publicados este martes por la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas), que ha elaborado una simulación del IRPF del año que viene a partir de los datos tributarios de 2014.

Durante la presentación de la reforma, el pasado 20 de junio, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría prometió "una rebaja de impuestos para todos", lo que por lo tanto, en teoría, tendría que beneficiar a los más de 19 millones de declarantes de IRPF que hay en España. Sin embargo, en realidad serán solo dos tercios, unos 12,9 millones, los que pagarán menos en el IRPF de 2015, a partir de los cálculos de Funcas.

En cambio, más de 5,7 millones de declarantes verán cómo el nuevo IRPF ni les beneficia ni les perjudica. Tal como muestran los cálculos de la Dirección de Estudios Tributarios de Funcas [ver cuadro inferior] la inmensa mayoría de estos contribuyentes "neutrales" —ocho de cada diez— se encuentran en el 30% de ciudadanos con rentas más bajas —entre 0 y 12.614 euros anuales—.

Por su parte, apenas un 3% de los contribuyentes de la renta tendrán que pagar más tras la puesta en marcha de la reforma fiscal de Montoro. Son unos 613.000 declarantes, en su mayoría pertenecientes a los deciles de renta más altos, y que pagarán más "debido a que sus casos son muy particulares", tal como ha señalado José Félix Sanz, investigador de Funcas y autor del estudio junto al también académico Desiderio Romero. Casos como el de aquellas personas que aportaban el máximo legal a planes de pensiones, o aquellos que han perdido la exención de hasta 1.500 euros en dividendos. De media pagarán unos 310 euros más.

Ganadores y perdedores de la reforma fiscal por deciles de renta (Fuente: Funcas).

Según el profesor Sanz, ningún contribuyente verá empeoradas sus condiciones debido al IRPF de las rentas del trabajo, ya que las afectadas serán en todo caso las rentas del capital. Los investigadores de Funcas niegan que la reducción de los tramos marginales (se ha eliminado, por ejemplo, el del 52% para las rentas más altas) hayan mermado la progresividad; bien al contrario, "ha aumentado ligerísimamente", han asegurado.

Y es que las rebajas, pese a ese tercio excluído, afectará en principio a una gran mayoría de las rentas, tanto altas como bajas. Aunque aquellos con bases liquidables de entre 20.000 y 34.000 euros experimentarán "un ligero incremento en su tipo marginal" [ver cuadro inferior], si bien no supondrá pagar más, ya que se beneficiarán también de unos mínimos más altos, y de otras reducciones como la de rentas del trabajo. Así, el tipo medio efectivo (aquel que se aplica una vez descontadas deducciones, reducciones y exenciones) pasará del 14,7% al 13,5%, una reducción del 8,19%.

Tarifas generales del IRPF 2014-2015 (Fuente: Funcas).

Un ahorro de 5.400 millones, o menos

El impacto de la reforma fiscal para los contribuyentes del IRPF será de unos 5.441 millones de euros, tal como muestran los cálculos de Funcas. De estos, más de 1.480 millones de ahorro corresponderán al 10% de contribuyentes más ricos, una cantidad superior a todo el esfuerzo fiscal aplicado al 40% de declarantes más pobres. La rebaja superará los más de 8.300 millones de euros durante los próximos dos años.

Estos 5.400 millones de euros de ahorro en 2015 no supondrán una merma de una magnitud equivalente para las arcas públicas, ya que desde Funcas estiman que otros efectos elevarán la recaudación del sistema. Así, se atenuará la caída de los ingresos por IRPF en más de 1.700 millones gracias al llamado efecto Laffer (que básicamente dice que unos impuestos más bajos pueden aumentar los ingresos, ya que se reducen los incentivos para evadir y se incrementa la actividad al tener más poder adquisitivo), a los que se sumarían otros 249 millones por más impuestos gracias a un mayor consumo y otros 2.000 millones de euros porque el ciclo económico está remontando.

El cumplimiento del déficit, pendiente de las CC AA

Estos objetivos de recaudación, sin embargo, dependen de que las Comunidades Autónomas finalmente repliquen las medidas aprobadas, ya que por ellos pasa una buena parte de la recaudación, correspondiente al llamado tramo autonómico. Tal como informó el diarioCinco Días, el Gobierno pretendía anular las subidas autonómicas para así armonizar el IRPF a nivel nacional, si bien finalmente optó por dar libertad a cada región para fijar sus propios gravámenes.

La consecución de estos objetivos de ingresos son esenciales para que España cumpla con los objetivos de déficit público acordados con Bruselas. Y es que pese a las dudas mostradas por la Comisión Europea, el Ejecutivo cuenta con que la mejora del ciclo económico y la mayor actividad económica permitan incrementar la recaudación, lo que ayudará a no superar el 4,2% del PIB en el desfase entre ingresos y gastos públicos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento