Cientos de personas se han movilizado en la tarde de este lunes en varias ciudades de Galicia para pedir el indulto de los sindicalistas condenados a prisión y para mostrar su rechazo a la "represión sindical".

La multitudinaria manifestación de Vigo, que ha partido de Vía Norte pasadas las 20,15 horas , ha contado con la participación de los secretarios generales en Galicia de CC.OO., UGT y CIG, Xosé Manuel Sánchez Aguión, José Antonio Gómez y Suso Seixo, respectivamente.

Asimismo, han estado presentes Carlos Rivas (UGT) y Serafín Rodríguez (CIG), dos de los sindicalistas gallegos condenados a tres años de prisión, que están a la espera de que el Consejo de Ministros decida sobre su segunda petición de indulto.

En declaraciones a Europa Press, el secretario comarcal de la CIG en Vigo, Serafín Otero, ha asegurado que seguirán "insistiendo" con movilizaciones hasta que el Consejo de Ministros dé el indulto a estos sindicalistas, y a Ana y Tamara, dos trabajadoras pontevedresas que también han sido condenadas a tres años de cárcel por participar en un piquete durante una huelga.

Otero ha indicado que en toda España hay unos 350 casos "semejantes" a los de estos cuatro gallegos, y que han sido "reprimidos por secundar huelgas". Durante la manifestación en la ciudad olívica se han escuchado lemas como 'Carlos, Serafín, indulto ya; Ana, Tamara, indulto ya' y 'Non pode ser, non pode ser, obreros na cadea e corruptos no poder', entre otros.

La mujer del sindicalista condenado Serafín ha sido la primera en leer el manifiesto de este lunes, en el que se ha hecho hincapié en que ésta es una sentencia "injusta", ya que "su delito es la defensa de sus derechos", y se ha acusado al poder judicial de ejercer como "colaborador en la represión de la clase trabajadora".

Finalmente, en la lectura del texto, que ha finalizado con el himno gallego, han señalado que estos casos buscan ser "ejemplarizantes" para así "evitar las movilizaciones" sociales. A pesar de ello, han exigido que el Gobierno central de la "concesión inmediata de indulto" a los cuatro sindicalistas, ya que "sólo depende de tener voluntad política".

Pena paralizada

En declaraciones a los medios, Carlos y Serafín han comunicado que este mismo lunes han recibido la respuesta de la Audiencia Provincial de Pontevedra, por la que se desestima el recurso de la Fiscalía, que pedía su entrada en la cárcel.

De esta forma, la pena de prisión queda aplazada hasta que el Consejo de Ministros se pronuncie sobre su segunda petición de indulto. Los dos han manifestado que esto les "quita un peso de encima", aunque continúan con el "temor de que no salga favorable" la decisión del Gobierno.

Estos sindicalistas fueron acusados por haber lanzado piedras y objetos contra los camiones que entraban a la Zona Franca de Bouzas, en Vigo, durante un piquete informativo en una huelga del transporte de 2008.

Tal y como ha trasladado el secretario comarcal de la CIG a Europa Press, esta es "una buena noticia", y ahora sólo queda esperar "la decisión única del Consejo de Ministros". En este sentido, ha pedido la puesta en libertad de "personas inocentes que no hicieron nada, y si hicieron algo es defender los derechos de los trabajadores". "Por eso no se puede ir a la cárcel", ha concluido.

Concentración en santiago

Mientras, en Santiago de Compostela han sido varias decenas de personas las que se han concentrado en la Praza de Galicia para denunciar la "represión" sindical y representantes de las tres organizaciones convocantes han leído el manifiesto pasadas las 20,00 horas. Entre los presentes ha estado el diputado por Alternativa Galega de Esquerda (AGE) Xabier Ron.

Los secretarios comarcales de los tres sindicatos convocantes han valorado este acto en declaraciones a Europa Press y, así, la secretaria xeral de la unión comarcal de UGT Compostela-Barbanza-Deza, Inma Sieiro, ha denunciado que "están haciendo una persecución a todo lo que es la labor sindical que no se puede consentir".

"Tenemos que conseguir que estos compañeros no tengan que ir a la cárcel por haber defendido sus derechos. No interrumpieron para nada y no hay ningún delito", ha sentenciado Sieiro sobre los casos de Ana, Tamara, Serafín y Carlos.

Su homólogo de CC.OO., Juan Granados, ha criticado que haya "algunos indultos ya programados" pero que no afectan a ningún sindicalista. A su juicio, existe "una persecución a las reivindicaciones que está haciendo la gente para conservar los empleos".

"Seguiremos adelante hasta que esta gente esté fuera de las penas que le caen de cárcel", ha advertido, sobre una situación que ve "general" y ante la que asegura que las centrales "se autoinculpan" como forma simbólica de protesta.

Por su parte, el secretario comarcal de la CIG, Anxo Noceda, ha incidido en que, con el acto de este lunes, los sindicatos muestran su "absoluto rechazo" a las políticas "represoras" que ha atribuido al Gobierno del Estado.

En su opinión, estos trabajadores "lo único que hicieron fue defender sus derechos" y, por ello, considera que "llama la atención que haya trabajadores que por formar parte de un piquete hoy estén pendientes de pena de cadena e incluso algunos de ellos con requerimientos de ingreso en prisión y, por otro lado, se encuentre la Fiscalía del Estado buscando que no se impute por una supuesta apropiación indebida de cientos de miles de euros por parte de alguien vinculado con la Casa Real".

"Si ponderásemos los delitos nos daríamos cuenta de que no tiene ningún tipo de sentido", ha concluido, antes de censurar que "las normas y las leyes, según para quien, tienen unas consecuencias u otras".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.