Los sindicalistas Carlos Rivas (UGT) y Serafín Rodríguez (CIG) no entrarán en prisión hasta que el Consejo de Ministros se pronuncie sobre su segunda petición de indulto.

Lo han confirmado este mismo lunes a los periodistas con motivo de su participación en la manifestación de Vigo en rechazo a la "represión sindical".

Ambos han explicado que este mismo lunes han recibido la respuesta de la Audiencia Provincial de Pontevedra por la que se desestima el recurso de la Fiscalía, que pedía su entrada en la cárcel.

Estos sindicalistas fueron acusados por haber lanzado piedras y objetos contra los camiones que entraban a la Zona Franca de Bouzas durante un piquete informativo en una huelga del transporte de 2008.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.