La Policía Foral ha controlado la velocidad de 3.915 vehículos que transitaban por las principales carreteras de la Comunidad foral durante la primera operación salida de este verano, desarrollada durante los pasados viernes y sábado, 27 y 28 de junio, respectivamente.

Como consecuencia de estos controles, los agentes interpusieron 156 denuncias administrativas por exceso de velocidad, cifra que representa el 4% de los vehículos vigilados con el radar.

La Policía Foral también realizó controles de alcoholemia y drogas a 413 conductores, de los que seis fueron sancionados y tres imputados penalmente, uno de ellos por superar la tasa de alcohol permitida y los otros dos por negarse a realizar las pruebas y ofrecer resistencia a los agentes, según ha informado el Gobierno de Navarra en un comunicado.

En cuanto a la siniestralidad vial registrada durante la operación salida, cabe destacar el accidente mortal ocurrido el viernes, 27 de junio, en la Autopista Vasco-Aragonesa (AP-68), a la altura de Fontellas, donde perdió la vida una mujer de 33 años embarazada. El atestado de este siniestro lo realizó la Guardia Civil, mientras que la Policía Foral atendió otros nueve accidentes, que se saldaron con dos heridos leves.

Consulta aquí más noticias de Navarra.