El Gobierno de Cantabria aprobará en 2015 un Plan de Gestión del Lobo con medidas para conseguir el "equilibrio" entre la pervivencia de esta especie y los intereses de los ganaderos,

Además, fuentes del Ejecutivo regional, han confirmado a Europa Press que pretende ya poder adjudicar "después del verano" de 2014 un seguro que permita pagar las indemnizaciones por los daños por los ataques de estos animales a las cabañas ganaderas en un "plazo máximo de tres meses" desde que se produzca el incidente, cuando la demora media se ha situado en torno a los tres años actualmente.

Así lo ha anunciado este lunes en el Pleno del Parlamento regional, a preguntas del PRC, la consejera de Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural, Blanca Martínez, quien ha explicado que el proceso convocado para contratar este seguro está en fase de licitación.

En cuanto al Plan de Gestión del lobo, la consejera ha avanzado que hasta que hasta que se apruebe el Plan se llevarán a cabo "medidas preventivas" que permitan "minimizar" el impacto de los daños.

Además, ha avanzado que "para otoño" se podrá contar ya con un censo actualizado de la población del lobo en Cantabria que permita "afinar" en las medidas que se adopten.

Según la consejera, parece que la población del lobo se encuentra en una "fase expansiva" —ha señalado que en comunidades como en Castilla Y León se ha detectado un incremento del 20% del censo—, algo que ha atribuido a la "proliferación" de animales que le sirven de alimento, como jabalí o corzo.

En Cantabria, la consejera cree que en Cantabria existen entre 8 y 10 grupos familiares de lobo, lo que supone un incremento del censo frente a los datos de 1995, cuando había cinco.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.