Eduardo Madina
El candidato a la Secretaría General del PSOE Eduardo Madina. EFE/Zipi

Los candidatos para ocupar la Secretaría General del PSOE han querido restar este lunes importancia al reparto por comunidades autónomas de las decenas de miles de avales de militantes que han ido recopilando en las últimas semanas para poder optar a suceder a Alfredo Pérez Rubalcaba al frente del partido.

Según los datos que ofreció el domingo la Comisión Federal de Ética y Garantías del PSOE, Pedro Sánchez ha superado al resto de candidatos en 12 comunidades, en especial en Andalucía, donde ha obtenido un tercio de sus 41.338 avales.

José Antonio Pérez Tapias obtuvo 9.912 firmas, aunque venció únicamente en la provincia de SoriaEl otro candidato con más posibilidades, el secretario general del grupo parlamentario socialista, Eduardo Madina, con sus 25.238 avales, venció en cinco comunidades aunque, contra todo pronóstico, no fue el más apoyado en su federación, la del País Vasco.

José Antonio Pérez Tapias obtuvo 9.912 firmas, aunque venció únicamente en la provincia de Soria, donde obtuvo quince avales frente a los seis de Sánchez y ninguno de Madina. Con estos resultados, Sánchez ha agradecido los miles de avales recibidos y ha asegurado que aspira a ser el secretario general de todos los socialistas "vivan donde vivan".

"El voto como la tierra para el que se lo trabaja", ha afirmado como respuesta a las personas que, según dice, lo definen como "el candidato del aparato". Para este candidato, lo importante ahora es que aquel que gane, lo haga con el mayor número de respaldos para que el PSOE "salga fuerte y unido".

No ha habido competición

Del otro lado, Eduardo Madina, que había sido quien había pedido la estadística de avales por territorios, ha restado importancia al fuerte apoyo obtenido por Pedro Sánchez en Andalucía, donde ha obtenido casi un tercio de todos sus avales.

Madina ha apelado a la unidad del partido para que no se repitan los mismos "errores" del anterior Congreso de SevillaMadina ha rechazado que existiera una "competición de avales" y ha garantizado la neutralidad de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que en varias ocasiones ya había dicho que los militantes del partido en esta comunidad avalarían "a quien consideraran".

Tras negar que se haya ganado la enemistad de Susana Díaz por reclamar la participación de todos los militantes para elegir secretario general, Madina ha apelado a la unidad del partido para que no se repitan los mismos "errores" del anterior Congreso de Sevilla, en el que salió elegido Pérez Rubalcaba.

Desde el propio PSOE de Andalucía, su secretario de Organización, Juan Cornejo, tampoco ve importante el origen territorial de cada uno de los avales recibidos por los tres candidatos, Pedro Sánchez, Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias.

Susana Díaz, neutral

Cornejo ha tildado de "chorrada" alguna de las interpretaciones que se han escuchado por los apoyos que han obtenido cada uno de los candidatos en cada una de las federaciones socialistas.

"El procedimiento ha sido inmaculado, no cabe interpretación, cada uno ha hecho lo que le ha dado la gana y todo lo demás es ruido", ha insistido Cornejo, que se ha preguntado si el aval de un militante de Badajoz, por ejemplo, es "distinto" al de un afiliado de Sevilla.

Ha recordado además que, de momento, solo ha habido una recogida de avales y que las primarias para elegir al nuevo secretario general del PSOE serán el próximo 13 de julio. La propia presidenta Andaluza, Susana Díaz, ha pedido a su partido que no caiga en "la tentación de comprar la idea del PP de que el voto del andaluz vale menos o que no sabe lo que decide".

Hay una renovación porque hemos sabido escuchar a los ciudadanosEn una entrevista en Onda Cero, Díaz ha recalcado su neutralidad en el proceso y ha reclamado que no haya dudas "de la libertad y voluntad" de cada uno de los militantes. El PSOE extremeño también ha querido desvincular el respaldo mayoritario obtenido por Madina en esta comunidad con un apoyo expreso y oficial del partido en Extremadura.
 
La portavoz de los socialistas extremeños, Isabel Gil Rosiña, ha aplaudido la normalidad con la que se está llevando a cabo el proceso de renovación del PSOE porque, a su juicio, no hay "una guerra civil" dentro del partido, sino más bien todo lo contrario: "Hay una renovación porque hemos sabido escuchar a los ciudadanos".

En esta misma línea, el líder de los socialistas de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, ha pedido a los tres candidatos a la Secretaría General que "hablen de España y de los problemas de los españoles" y ha dicho que el proceso para elegir al próximo secretario general del PSOE es "un ejemplo de apertura democrática".